Consejos para conducir sobre nieve o hielo - Sixt alquiler de coches

Las carreteras no siempre se encuentran en perfecto estado y la climatología puede ser un importante factor en contra de la seguridad al volante. Encontrar nieve o hielo sobre la calzada siempre supone un problema, pero Sixt, compañía premium de alquiler de coches, ha elaborado esta serie de consejos básicos para afrontar esta comprometida situación con garantías.

En primer lugar hay que diferenciar si nuestro vehículo equipa neumáticos de invierno o no. Los neumáticos de invierno tienen un mayor agarre a bajas temperaturas, sobre asfalto mojado y también sobre nieve y hielo. Con estos neumáticos no es necesario montar cadenas ni desconectar el control de tracción (ESP) del vehículo.

Si la calzada está cubierta de nieve por completo y no contamos con neumáticos de invierno, será necesario montar cadenas en las ruedas de tracción. En el caso de vehículos 4×4 la norma dicta que se monten cadenas en las cuatro ruedas y si sólo tenemos disponible un par, mejor en el eje delantero.

Con las cadenas clásicas de acero es necesario desconectar el ESP porque las lecturas que realiza este sistema sobre la velocidad de giro de las ruedas se ven alteradas y producen un mal funcionamiento dificultando la conducción. Sin embargo, con cadenas de tela no es necesario desconectar el control de estabilidad y la conducción resulta más suave.

8 Consejos básicos para conducir sobre nieve y hielo

1. Circular muy despacio: El agarre es mínimo y debemos adaptar la velocidad a las circunstancias. A menor velocidad, menor posibilidad de pérdida de adherencia y control.

2. Mucha anticipación: Es importante mirar lo más lejos posible para poder realizar los movimientos con mayor antelación y evitar situaciones de riesgo.

3. Conducción suave: Maximizar la suavidad en las maniobras, el umbral de deslizamiento es muy bajo y no se debe superar. La clave para mantener el control del vehículo es acelerar, frenar y girar con mucha antelación y de forma progresiva. Es preferible reducir la velocidad usando el freno motor y, en caso de necesitar pisar el freno, hacerlo con la dirección recta para evitar cambios de trayectoria.

4. Señalizar correctamente: Es muy importante ver y ser visto, debemos prever las maniobras y señalizarlas con antelación. Además se debe circular con las luces de cruce y, en caso de muy baja visibilidad, también con los antinieblas.

5. Evitar el subviraje: Girar el volante lo mínimo y con movimientos delicados, buscar la trazada más abierta posible y, si se presenta el subviraje (el coche desliza del eje delantero y tiende a seguir recto), reducir la velocidad y enderezar levemente la dirección para volver a conseguir adherencia y rectificar la trayectoria.

6. Circular por el sitio correcto: Por norma general es preferible circular sin pisar las roderas, ya que la nieve compactada puede congelarse con facilidad y, si llevamos cadenas, se estropean si no hay suficiente nieve para amortiguar el golpeteo que producen al contactar con el suelo.

7. Evitar las manchas oscuras de la calzada: El hielo tiene una adherencia mucho menor que la nieve y es prácticamente imposible mantener el control del vehículo sobre esta superficie sin neumáticos de clavos. Las placas de hielo pueden estar ocultas por la nieve, pero también ser visibles en forma de manchas oscuras que debemos evitar en la medida de lo posible.

8. Control de la fatiga: La conducción bajo estas condiciones precisa una concentración mucho mayor y es recomendable descansar con mayor frecuencia.

Sixt alquiler de coches recomienda el uso de neumáticos de invierno durante toda la temporada fría o, en su defecto, llevar siempre en el maletero un juego de cadenas para evitar situaciones de peligro y mejorar la seguridad tanto en carretera como en ciudad.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.7/5 (3 votes cast)
8 Consejos para conducir sobre nieve o hielo, 3.7 out of 5 based on 3 ratings

Términos de búsqueda: