Ir conduciendo y encontrar un control policial o de la Guardia Civil es algo que, irremediablemente, nos pone un poco nerviosos. Porque aunque tengamos todo bajo control, las preguntas se nos agolpan: ¿Me pararán? ¿Cómo he de actuar? ¿Qué papeles enseñar? Los motivos para estos controles pueden ser varios: de alcoholemia, rutinarios, búsqueda de algo o alguien, ante un comportamiento irregular…De una manera u otra, si tenemos unas nociones básicas de cómo actuar, probablemente conseguiremos relajar nuestros nervios. Desde aquí vamos a intentar explicarle qué controles podemos encontrar, qué hacer ante cada uno de ellos y qué papeles tendremos que enseñar.

Control alcoholemia

Cuando un agente de cualquier cuerpo de Seguridad del Estado nos conmina a que paremos el vehículo, deberemos hacerlo en el lugar en el que nos indiquen. En el caso de que nos lo avise un coche patrulla que circule por detrás de nosotros deberemos hacerlo a la mayor brevedad posible en el arcén de la derecha, sin comprometer la seguridad del tráfico. En ambos casos, tendremos que esperar dentro de nuestro vehículo hasta que sepamos el motivo del paro.

Una vez parados, ¿qué hacer? Lo primero, mantener la calma. Y después, y hasta que nos lo digan, nada. Ni siquiera buscar la documentación, ya que si es ese el motivo de que nos hayan parado ya nos lo pedirán. Tampoco bajar del coche, a menos que nos lo pidan explícitamente.

En definitiva, una actitud colaboradora por nuestra parte siempre nos será más beneficioso, ya que ponernos en contra de los agentes, aunque solo sea verbalmente, puede agravar una situación que, en la gran mayoría de los casos, se trataba de un simple acto de rutina.

Siendo este el caso, el de un control rutinario, ¿qué papeles nos pueden solicitar? Generalmente, la obligatoria que hay que llevar siempre en el vehículo: permiso de circulación, ficha técnica del vehículo y carné de conducir. También podrían pedirnos el recibo del seguro. En caso de que no llevemos encima alguno de estos papeles, debe saber que dispone de 15 días para presentarla. De igual modo, los agentes podrán requerir que mostremos algunos elementos de seguridad del vehículo obligatorios, como rueda de repuesto, triángulo o chaleco. En este caso, al igual que con la documentación, deberemos enseñarlos sin oponer contrariedad.

Además, podrán pedir registrar nuestro vehículo, ya que la Policía Nacional, la Guardia CivilErtzaintza y Mossos d’Esquadra pueden registrarlo si tienen alguna sospecha (drogas o armas, por ejemplo).

Y, ¿en el caso de un control de alcoholemia, podemos negarnos a hacerlo? No, ya que estaríamos cometiendo un delito tipificado en el Código Penal como desobediencia.

Por tanto, en el caso de encontrarnos ante una de estas situaciones (lo más probable es que tengamos que hacerlo alguna vez, o varias) lo mejor es que estemos tranquilos, atendamos a las peticiones de los guardias y colaboremos con lo que nos pidan. De esta manera, saldremos airosos del encuentro.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Cómo actuar durante un control policial, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: