Lo bueno de la llegada anticipada de la primavera es que por fin podemos dejar en casa los abrigos y disfrutar del sol, los paseos y las terrazas. Lo malo: la alergia nos ha pillado por sorpresa. Picores, hinchazón, agotamiento y ojos llorosos son solo algunos de todos los síntomas que provoca la tan mentada alergia o hastío primaveral. En Sixt queremos contarle los riesgos que esto puede tener mientras conduce un vehículo y qué debería hacer para minimizar el peligro.

alergia

Síntomas de la alergia

La alergia no nos deja dormir bien. Eso genera cansancio. Y cuando encadenamos varios días sin descansar en condiciones, solemos estar muy agotados o muy irascibles. Ninguno de esos estados de ánimo es bueno a la hora de sentarnos frente al volante. Incluso, la medicación que tomamos para combatir la alergia produce sueño y más cansancio.

Cuándo no hay que coger el coche

Si no tenemos más remedio que coger el coche, hay algunas cosas que se pueden hacer para que la conducción no ponga en riesgo nuestra vida. Lo más elemental es intentar desplazarnos en coche cuando el sol esté en su punto más alto. Es imprescindible evitar los amaneceres y los atardeceres, que es cuando el aire se carga de más polen.

Aire, polen y ventanas

Un truco fácil y sencillo es viajar siempre con las ventanas cerradas. Y aquí debemos estar especialmente atentos al tipo de aire acondicionado que tiene el coche. Lo ideal es que cuente con un filtro para el polen.

Gafas de sol

Parece una obviedad pero mucha gente las olvida. Las gafas de sol son fundamentales para combatir la alergia. Cuanto más pegadas a nuestros ojos mejor. Hasta que se nos pase, no hay que ver a nuestras gafas de sol como un accesorio estético.

Limpieza

Antes de poner en marcha el coche, hay que limpiarlo debidamente. Armados con una pequeña aspiradora debemos intentar eliminar la mayor cantidad de ácaros de la tapicería y las moquetas del coche. Luego, con un poco de alcohol etílico, limpiador multiusos, cepillos, toallitas húmedas y bayetas, dejaremos bien limpio el salpicadero y el volante.

Aparcamiento

Para aparcar busquemos siempre un sitio alejado de las zonas húmedas. Y si no tenemos más remedio, lo ideal es que no permanezca aparcado allí por mucho tiempo.

Y el consejo más importante para sobrellevar de la mejor manera la alergia: paciencia. En pocos días la dejamos atrás y podremos disfrutar plenamente de la primavera.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Términos de búsqueda: