A la hora de conducir cualquier vehículo, de alquiler o en propiedad, tener presente las normas de seguridad vial es clave. La Dirección General de Tráfico lleva más de 50 años realizando campañas de divulgación para concienciar a los conductores y así reducir la tasa de mortalidad en las carreteras.

Las campañas de sensibilización son las estrellas de esta política de concienciación. Cómo no acordarse de la imagen de Stevie Wonder en 1985 pidiendo desde la pequeña la ya mítica frase “Si Bebes No Conduzcas“. Fue una de las pioneras campañas de la DGT que generaron un gran impacto mediático. Desde entonces, seguro que recuerda las campañas con las que cada año nos recuerdan la importancia de no consumir alcohol ni otras sustancias, llevar el cinturón, evitar las distracciones, el exceso de velocidad… Puede ver un histórico de los spots para televisión de la Dirección General de Tráfico en su canal de YouTube.

Quizá recuerde que, en su mayoría, el tono de estas campañas era dramático y muy impactante, pero desde hace algún tiempo, la comedia y el optimismo se han colado en los spots de la DGT. Es el caso de una de sus últimas campañas, en la que cuenta con el cómico de “stand upLeo Harlem realizando una serie de monólogos sobre seguridad vial. Todos están agrupados bajo el eslogan de campaña “Hay que estar a lo que hay que estar“.

En el primero, “El Peatón Electrónico”, reflexiona en clave de humor sobre la incapacidad de desconectar de ciertos peatones, tan absortos en las pantallas de sus teléfonos móviles que no prestan atención al tráfico que existe a su alrededor. El segundo spot ironiza sobre aquellos conductores que llevan “La Oficina en el Coche” y que, permanentemente conectados al manos libres, casi gestionan su empresa mientras conducen. En el último, “No sin mi GPS” se lamenta del uso excesivo de estos dispositivos, y de la necesidad de programarlos de antemano para poder centrarse en conducir con los cinco sentidos: “Al GPS lo que es del GPS, y al tráfico lo que es del tráfico“.

Estas pequeñas píldoras de humor terminan siendo respaldadas por datos estadísticos que nos ofrece la DGT, como que tras un minuto y medio de conversación se dejan de percibir el 40% de las señales de nuestro entorno, incluso con el manos libres en uso, o que en 2011 se produjeron 606 fallecimientos en la carretera atribuibles a distracciones.

Y usted, ¿cree que son más efectivas las campañas basadas en el humor? ¿O prefiere las que se llevaban a cabo hasta ahora? Déjenos su opinión en los comentarios.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Las Campañas de la DGT, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: