Durante el invierno, la meteorología es un factor determinante a la hora de conducir. Las fuertes lluvias, la niebla, la nieve, el hielo… son agravantes a los que prestar atención  y ante los que tomar precauciones extra cuando se sale a la carretera.

A continuación, en Sixt le damos unos prácticos y sencillos consejos para que este invierno pueda seguir haciendo sus escapadas habituales con seguridad y habiendo tomado todas las precauciones debidas.

carretera nevada

Neumáticos de invierno

En las zonas de España donde es habitual nevadas y hielo, ponga a su vehículo neumáticos de invierno. Son más gruesos que los normales y se adhieren mejor al asfalto en caso de inclemencias meteorológicas.

Batería, líquidos de freno

Comprueba los niveles de los anticongelantes, los líquidos de freno, la batería… Además, es recomendable llevar siempre el depósito de combustible lleno, no solo por si hay una emergencia, también porque el peso hace estabilizarse mejor al coche.

Material de emergencia

Si ha llovido por la noche y la temperatura es muy baja, lo más probable es que haya placas de hielo en la carretera. Vaya despacio y con cuidado, aprovisionado de todos los elementos necesarios en caso de emergencia (chaleco, abrigo impermeable, guantes, triángulos, herramientas…).

Cadenas

En caso de nevadas o riesgo de ellas, las cadenas serán obligatorias, así que no olvide llevarlas durante todo el invierno en el maletero. No se sabe cuándo habrá que usarlas. Si hace tiempo que no las usa, tómese tiempo para recordar cómo instalarlas en las ruedas.

Huellas de otros coches

Una vez estemos en un tramo de nieve, hay que evitar seguir las huellas de otros coches y circular por espacios lisos de nieve, donde las cadenas pueden hacer su efecto.

Salir en segunda o tercera marcha

Para iniciar la marcha sobre nieve, use siempre la marcha más larga que pueda. Si puede arrancar en segunda o tercera, será más fácil para el coche superar la resistencia de la nieve.

Precauciones tras aparcar

Al aparcar el coche, si nieva o puede haber helada, deje los limpiaparabrisas levantados y una marcha puesta para evitar que el hielo haga efectos no deseados en los componentes del coche.

Frenazos y curvas

Evite los frenazos bruscos, reduzca la velocidad y tenga en cuenta que la carretera mojada y el hielo alargan el espacio de frenado. En caso de necesitar frenar, hágalo con suavidad. Al tomar las curvas, cuantos menos volantazos se den, también será más seguro.

Estabilizar con el volante

Si en algún tramo se fuera el control del coche, no pise ningún pedal e intente estabilizarlo manejando el volante. Pero en ningún caso pise el freno o el acelerador porque  empeoraría la situación.

Cargar el móvil

Y por supuesto, siempre hay que llevar el móvil cargado de batería para poder llamar a los servicios de emergencia ante cualquier situación. Con todas estas prácticas, no tendrá excusa para escaparse a esquiar o visitar las zonas del norte, que tanto encanto tienen con un paisaje blanco y frío.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)
Los mejores consejos para conducir con hielo y nieve, 5.0 out of 5 based on 3 ratings

Términos de búsqueda: