¡Hola festivaleros!
Os escribo de nuevo para contaros mi segunda experiencia como ganadora/colaboradora del concurso #festivalideal organizado por Trivago, Ticketea y Sixt. En este caso, el destino de mi viaje no era otro que Benidorm, dónde nos esperaban tres días repletos de música de la mano del Low Festival.

Low Festival

Nuestra aventura empezaba una vez más en las oficinas de Sixt recogiendo a nuestro #polito, fiel compañero de viajes al que, después de todo un verano, ya hemos cogido casi tanto cariño como a nuestras mascotas. Tras varias horas de viaje, amenizadas por la lista de reproducción del festival, llegábamos el viernes 25 a las puertas del Hotel Montesol (inaugurado este mismo 2014).

Hotel Montesol

Lo primero que nos sorprendió del Hotel Montesol fue el tamaño de sus habitaciones: grandes, espaciosas y, sobre todo, muy luminosas. Pero, sin duda, lo que hizo que se nos iluminara la cara y se nos pusiera una sonrisa en los labios fue la terraza de la habitación que, confesamos, en más de una ocasión nos vimos tentadas de no abandonar jijiji.

Habitación Hotel Montesol

Una vez instaladas y aseadas tocaba poner rumbo hacia el recinto para disfrutar de los conciertos de la primera jornada del festival. Tras hacer peripecias para llegar a tiempo a ver a León Benavente los múltiples problemas con las invitaciones y el acceso al recinto (que nadie sabía solucionarnos) hizo que tuviéramos que escuchar a Abraham Boba y compañía desde la explanada de acceso. Aún así, la profesionalidad de estos músicos hizo que la acústica fuera tan buena que, pese al disgusto de perdernos a uno de nuestros grupos favoritos, pudiéramos “disfrutar” de ellos como si de primera fila se tratase. Una vez dentro, nos esperaban los directos de los fabulosos The Hives, unos impecables Vetusta Morla, los enérgicos Sidonie o We Are Standard que nos hicieron bailar a todos de lo lindo.

Low Festival

El sábado arrancaba con un buen desayuno en el buffet del hotel antes de un reconfortante baño en las playas de Benidorm y un poco de “turisteo” por la zona. Tras pasar por “chapa y pintura” llegaba una de las jornadas más fuertes del Low Festival.

Low Festival

 

Second y Corizonas ofrecían los conciertos más destacables en cuanto a la escena nacional. Pese a los inconvenientes que supuso para ambas bandas la actuación de Massive Attack, que obligaron a paralizar la actividad del festival durante su actuación, ambas bandas ofrecieron sendos conciertos destacables que nos dejaron a todos con las suelas de los zapatos desgastados. En cuanto a los grupos internacionales destacar los directos de We Have Band y Editors que nos dejaron a todos boquiabiertos.

Low Festival

La última jornada arrancaba de nuevo con un desayuno de esos que te dan para todo el día y otra sesión de playa. En este caso, amenizada por los conciertos organizados por Victoria que ponían la BSO a nuestra mañana de sol y playa antes de afrontar la tercera y última jornada del festival. La noche empezaba con Niños Mutantes. Los granadinos celebran este año sus quince años de carrera sobre los escenarios y, por eso, el ambiente sobre el escenario Matusalén no podía ser más festivo. Izal y Love of Lesbian eran dos de las bandas que más público conseguían congregar a los pies del escenario ofreciendo sendos directos de esos que pondrían a bailar incluso al más derrotado. Kaiser Chiefs, el plato fuerte de la noche, ponían patas arriba el escenario desde el mismo minuto uno en el que arrancaba su actuación con temas como ‘Ruby’, ‘Every Day’ o ‘Never Miss a Beat’, entre otros. A ritmo de los Ochoymedio Dj’s poníamos punto y final a esta edición del Low Festival, un festival que cierra otra edición demostrando porqué es una de las citas musicales veraniegas ineludibles de este país. Un festival en plena forma con una de las mejores ofertas musicales del país. Eso sí, con algunos aspectos organizativos a mejorar en futuras ediciones.

Low Festival

Llegaba así el momento de regresar al confort de nuestra cama en el Hotel Montesol, de nuestra última ducha antes de volver a la rutina del día a día, nuestro último desayuno en el buffet (¡Qué duro es levantarse cada mañana y no tener tu café, tus tostadas, tus pastas… preparadas!) y de devolver a nuestro #polito al resguardo de su oficina en Sixt. Llegaba el momento de cerrar otro capítulo de este #festivalideal. Una vez más, gracias a Trivago, Ticketea y Sixt por darnos la oportunidad de disfrutar de esta experiencia y dejárnosla compartir con todos vosotros. ¡Nos vemos en el próximo!

Escrito por: Alba Erra.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Low Festival, descubriendo el Benidorm más indie, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: