Córdoba, antigua capital del mundo musulmán, es cabecera de un territorio situado en el corazón de la geografía de Andalucía. El río Guadalquivir, que se remansa en su curso medio, atraviesa la provincia cordobesa de este a oeste, fertilizando una extensa vega en la que brotan la vid, el cereal y el olivo. En la parte septentrional, la campiña se vuelve abrupta hasta alcanzar los últimos picos de Sierra Morena, de boscaje tupido e intensa actividad cinegética. Hacia el sur, los campos van ganando altura, alcanzando las cimas de la cordillera Subbética. Sobre estas tierras calcáreas se extienden los olivares y se asientan bellos pueblos blancos de arquitectura barroca.

Y es que no hay que traspasar fronteras para perderse por poblaciones y enclaves de ensueño; pueblos accesibles, al abrigo del Guadalquivir y de Sierra Morena, que han crecido a lo largo de siglos de historia. Sixt Córdoba ha seleccionado tres de ellos para que disfrutes de sus parajes, sus singularidades y su gastronomía.

– Hornachuelos

Tras disfrutar de la conducción discurriendo por carreteras un tanto sinuosas, se llega a Hornachuelos, pueblo enclavado en la cima de una de las múltiples montañas de Sierra Morena. El municipio, a escasos 50 kilómetros de Córdoba, conserva la típica estructura árabe, con calles empinadas y estrechas, así como construcciones de ese periodo, como la fortaleza árabe. En su casco histórico, los viajeros pueden admirar la iglesia gótica y la Plaza de Armas, que alberga un recinto amurallado en el que aún quedan algunas torres en pie. Este enclave, situado en pleno Parque Natural de Hornachuelos, ha sido aprovechado para la caza mayor, y hasta allí se desplazaba el rey Alfonso XIII para practicar su afición. Sorprendentemente, el Palacio Moratalla, de estilo decimonónico francés, rememora a los jardines de Versalles.

– Cabra

A aproximadamente 70 kilómetros de la capital, Cabra respira cultura por donde se mire. Sus vestigios romanos se hallan perfectamente conservados en su impresionante Museo Arqueológico. También cuenta con reminiscencias árabes, vigentes en sus hermosas callejuelas. Por su parte, la literatura se saborea en la casa natal del gran novelista Juan Varela. El barrio del Cerro, antiguo arrabal de la cristiandad, conserva el auténtico aroma a gitanillas y claveles en sus casas blancas con techumbres de tejas de barro. La oferta cultural se completa con el arcaico Museo del Instituto Aguilar y Eslava, uno de los centros de enseñanza con más antigüedad de España, que cuenta con un patrimonio documental y artístico de valor incalculable. Todo ello, rodeado de un entorno natural de gran belleza. A pocos metros del centro se halla la Fuente del Río, donde arranca el río Cabra formando una suerte de cascadas y saltos de agua.

Fuente Obejuna

Junto a otras diez poblaciones, Fuente Obejuna forma la Mancomunidad de Municipios del Valle del Guadiato. Al patrimonio histórico, cultural y artístico de esta comarca, se suma el encanto de su paisaje, además de los singulares placeres culinarios de la zona. Fuente Obejuna es una atractiva localidad que ha alcanzado la universalidad al inspirar la magistral obra teatral del Siglo de Oro del dramaturgo Lope de Vega: Fuenteovejuna. En la popular plaza dedicada al escritor, se representa de forma regular la obra de Lope, con la participación entusiasta de los vecinos. Desde allí parten la mayoría de sus calles, donde se mezclan los detalles señoriales y la arquitectura de estilo popular, conformando un conjunto de lo más interesante, del que hay que destacar a un palacete modernista, Casa Cardona, único en toda la provincia. En sus cercanías, se hallan importantes ruinas arqueológicas, además de una pista de ultraligeros.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.0/5 (2 votes cast)
3 pueblos de Córdoba que no puedes dejar de visitar, 3.0 out of 5 based on 2 ratings