A un paso de Barcelona y junto al mar, los viñedos de la Denominación de Origen Alella producen vinos blancos con la variedad Pansa Blanca como protagonista. Se puede descubrir su historia en el Parque Arqueológico de Vallmora, con los restos de una bodega romana, y completar el recorrido visitando algunas de las localidades y paisajes de la comarca del Maresme. www.doalella.org.

La agricultura de Alella se basa, principalmente, en la producción vinícola. Hay una importante producción de vino, preferentemente blanco, que procede de los viñedos cultivados en la propia localidad de Alella, y también básicamente de los términos municipales vecinos de Tiana, Mongat, El Masnou y Teià.

Alella y comarca del Maresme

 

La bodega romana de Vallmora, en Teià, fue un centro de producción vitivinícola de la Latetania romana con actividad documentada entre los siglos I antes de Cristo y V después de nuestra Era y permite explicar como se elaboraba el vino en esta época, mostrando las salas de prensado, los depósitos de mosto, y las “dolia” o tinajas de cerámica semienterradas para la fermentación y envejecimiento del vino.

Mimada por las olas del Mediterràneo, la costa del Maresme se extiende en dirección sudoeste entre el verde intenso de la vegetación y el azul del mar. La costa es la cara del Maresme, pero su columna vertebral, son las montañas, los valles, los bosques y las llanuras suaves de la mitad oriental de la cordillera Litoral catalana. www.costadebarcelonamaresme.cat.

Alella y comarca del Maresme

 

Mataró, capital comarcal

Poblada en época ibérica por los laietanos, Mataró se convirtió en el “oppidum” o ciudad romana de Iluro. De esta época destaca la villa romana de Torre Llauder, que representa un buen ejemplo de un importante centro de producción y comercialización agrícola romano que se encontraba en las afueras de la ciudad. www.mataro.cat. Este yacimiento es el que más hallazgos escultóricos ha proporcionado de todo el Maresme y que se pueden contemplar al Museo de Mataró. En el año 2002 fueron encontrados varios fragmentos de una escultura de mármol magnífica, de tamaño natural, que representa la diosa Afrodita, la Venus romana. La escultura era originaria de la escuela de Afrodisias, en la actual Turquía, una de las más prestigiosas de la antigüedad. El Museo acoge también algunos de los recuerdos del primer ferrocarril que se puso en marcha en toda la península ibérica, el que une Barcelona y Mataró desde 1848, fruto de la iniciativa de Miquel Biada, que nacido en la ciudad, se enriqueció en Cuba e importó la idea de la isla por aquel entonces todavía bajo la corona de España.

Caldetes y la Fundació Palau

Caldes d’Estrach, más conocida como Caldetes, es famosa por las aguas y la larga tradición como centro termal, donde pasaron largas temporadas personajes como Mosen Cinto Verdaguer, Joan Maragall o Apel·les Mestres, entre otros.

En el edificio de Can Muntanyà, que fue la residencia de un indiano y terrateniente de Caldes, y en la vecina Casa de las Monges, se ha instalado la fundación Palau, que exibe de manera permanente tres salas de pintura, una dedicada a Picasso, otro a la pintura catalana del siglo XX y una tercera de artistas actuales, además de dos salas de exposiciones temporales.

Josep Palau y Fabre nació en Barcelona al 1917, hijo de un pintor y decorador. Con un entorno familiar dedicado al arte, se dedicó a la literatura tanto poética como prosaica y a estudiar pintura, especialmente la obra de Pablo Picasso, del que acabó siendo amigo personal.  En 1945, una beca del gobierno francés le permetió viajar a París donde establecería contacto con escritores y artistas diversos como Octavio Paz, Mario Camús y el mismo Pablo Picasso. www.fundaciopalau.cat. 

Alella y comarca del Maresme

 

Arenys de Mar y su puerto de pescadores

En la iglesia de Santa María de Arenys, se conserva uno de los mejores retablos barrocos de Cataluña, una auténtica joya obra de Pau Costa realizada entre 1706 y 1711 y dedicada a la Virgen y a San Zenón. Pero sin duda uno de los máximos atractivos de la localidad es su puerto de pescadores, especialmente cuando llegan por la tarde y se celebra la subasta del pescado, prestigiado por la fama de las gambas, las cigalas, las almejas y los calamares, que constituyen uno de los platos más caracteristicos de la zona y que combinan a la perfección con los vinos de Alella.

Alella y comarca del Maresme

 

Modernismo en Canet de Mar

Canet de Mar se formó a partir del siglo XV en la fachada marítima del antiguo Municipio de Sant Iscle de Vallalta. www.canetdemar.cat. En el siglo XIX se establecieron algunos indianos que levantaron notables edificios historiscistas, eclécticos y modernistas, algunos del arquitecto Lluis Domènech i Muntaner, que se instaló aquí y hoy en día se puede visitar su casa-museo que incorpora la Masía Rocosa, construida al siglo XVI y la propia casa diseñada por el arquitecto, levantada entre 1908 y 1910. En la Masía, que él mismo llamaba “casita” se exponen planos, dibujos, documentos y algunos elementos originales propios de los edificios que proyectó, como hierros forjados, cerámica, pavimentos y modelos escultóricos en yeso. En la casa se muestran piezas relacionadas con el arquitecto que desarrolló diferentes tareas como la política, la historia, la historia del arte, la docencia y la dirección de la escuela de arquitectura de Barcelona.

Alella y comarca del Maresme

 

La Serra del Montnegre

Al llegar al Parc del Montnegre i el Corredor, los bosques espesos de robledos, pinos y encinas se ven atravesados por corrientes de agua, creando rincones de gran belleza. En Sant Pol de Mar, los contrafuertes del Montnegre llegan al litoral en forma de cerros graníticos. www.parcs.diba.cat/web/montnegre

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Alella y el Maresme , 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: