Nunca le estaremos lo suficientemente agradecidas a Sixt, Ticketea y Trivago por el verano tan fantástico que, gracias a su #FestivalIdeal, hemos disfrutado. No sólo en lo que se refiere a lo musical, si no también por habernos dado la oportunidad de conocer nuevos festivales, nuevos  lugares  y por habernos puesto fácil el que 5 personas tan dispersas geográficamente pudieran reunirse.

Lo cierto es que todo fueron facilidades. Los amiguis de Sixt nos facilitaron 2 vehículos uno para Bárbara que se desplazaba desde Barcelona y otro para mí, Penélope, que tendría que desplazarme desde Vigo, casi nada… Pero, si bien el viaje era bastante largo, se hizo más llevadero gracias al Clio tan confortable y cuqui que pusieron a nuestra disposición.

Para poder llegar a tiempo a las primeras actuaciones del AHS, las chicas del colectivo de Barcelona tuvimos que salir el viernes por la tarde, así que, después de comer, recogimos nuestro Sixt y ¡oh, sorpresa!, esta vez nos adjudicaron un Renault Clio nuevecito y precioso, con mil y una prestaciones. Qué divertido fue viajar escuchando música de nuestros móviles a través del bluetooth, usando el navegador de a bordo y jugando con los mil botoncitos de la centralita que casi te informaban del momento en que ibas a tener hambre.

El viaje no se nos hizo largo, ya que Lucía y yo no íbamos solas, así que el coche fue un gallinero de risas y charlas hasta bien entrada la madrugada, que llegamos a Granada.

El Clio de la expedición catalana

La expedición gallega recogió el viernes por la tarde su cuqui-Clio en Santiago de Compostela, también con todo tipo de prestaciones para que fuéramos bien cómodas. Quiero mencionar el detalle de Sixt al regalarnos unas gafas de sol que tiene su importancia teniendo en cuenta que nos íbamos hacia el sur. El sábado día 20 emprendimos  viaje a las 5 de la mañana. Dejamos las calles bien colocaditas y partimos rumbo a Madrid, nuestra primera parada, ya que allí teníamos que recoger a nuestra compañera Esther. Después del descanso de rigor, continuamos nuestro camino hasta Granada que, entre las ganas de llegar y las horas que se iban acumulando, se hizo más largo de lo esperado.

Cuqui Clio de Sixt

Llegamos a Granada sobre las 5 de la tarde pero no pisaríamos la recepción del hotel hasta pasadas las 5 y media. El no haber seguido correctamente las instrucciones del GPS del cuqui-clio, hizo que diésemos un paseo por las afueras de la ciudad, precioso pero estábamos demasiado cansadas para apreciarlo.

Todos nuestros males desaparecieron cuando nos vimos en la recepción del Hotel Center Andalucía y nos atendió el personal de recepción que, amablemente, nos dio instrucciones de cómo llegar al recinto del festival y de cómo movernos por la ciudad.

Foto de la recepción del Hotel Center Andalucía

Pero lo mejor fue cuando llegamos a la habitación, el cansancio desapareció por completo cuando pudimos descansar un rato y darnos una más que merecida ducha antes de irnos al festival.

Nuestra confortable y reconfortante habitación

Fresquitas y sin pizca de cansacio, decidimos dar un merecido descanso a nuestros clios en el parking del hotel, y caminando nos fuimos hacia el recinto de la Feria de Muestras de Armilla para disfrutar del festival y encontrarnos con las demás compañeras que ya llevaban en el festival casi desde primera hora. Así, Lucía y Marisa junto con nuestras compañeras de festival y amiguis Fanny y Bitta, ya habían podido disfrutar de las canciones desenfadadas de Napoleón Solo y de las cuidadas letras y sonido impecable de los sevillanos Full. Con Jero Romero, a alguna se le escapó una lagrimilla de emoción. El toledano presentaba en directo su último trabajo La Grieta y ¿cómo no emocionarse con tanta calidad y buen hacer delante de una? Habría que ser de piedra para no hacerlo.

Lucía, Marisa, Fanny y Bitta disfrutando de los primeros conciertos del festival

Cuando nos acercábamos al recinto nos dimos cuenta que ya había empezado el concierto de León Benavente y eso me fastidió bastante, perderme su concierto no entraba en los planes y es que estos cuatro musicazos tienen uno de los directos más arrolladores que se pueden disfrutar ahora mismo. Canciones como Rey Ricardo, La Palabra o Ser Brigada se transforman en pura energía en directo.

Abraham Boba, frotman de León Benavente

Entraba en el recinto cuando daba comienzo el concierto de Izal y quedaba patente el poder de convocatoria que tienen al comprobar que se hacía bastante complicado moverse para poder dirigirme hacia la zona VIP en la que se encontraban el resto de mis compañeras. Entre unas cosas y otras me había perdido la mitad del concierto y fue cuando decidí ir hacia el escenario Inside donde, en breve, comenzarían Second. Allí fue donde pude ver a Marisa y junto con ella, pude bailar y cantar como si no hubiese un mañana de temas como 2502, Lobotomizados o la imprescindible Rincón Exquisito. Nunca defraudan los murcianos en sus conciertos.

Sean Frutos, vocalista de Second

Daba comienzo Vetusta Morla y seguía siendo misión imposible que nos reuniésemos las cinco y mientras una parte de #Colectivo cantaba Golpe Maestro, Maldita Dulzura o Valiente hasta la extenuación, la otra parte bailaba sin descanso con los suecos Kakmaddafakka  a ritmo de Your Girl o Restless. Fue entonces, al finalizar ambos conciertos, cuando en la zona VIP por fin encontré a la única de mis compañeras que me faltaba por ver, Lucía

Todas juntas, salvo Esther que había tenido que irse por una mala pasada que le jugó su claustrofobia, seguimos disfrutando del resto del festival. Nos fuimos a la fiesta que estaban dando los Lori Meyers en el escenario Negrita, desplegando toda su artillería de hits para hacer bailar y cantar al más sieso y, como también se celebraba el tercer aniversario del  festival, los granadinos no quisieron que faltara el confeti y las serpentinas.

Agotadas, decidimos que era un buen momento para hidratarse y volvimos a la zona VIP donde seguimos bailando con la sesión que se estaban marcando los Indies Indiecabreados Dj’s hasta que llegó el momento de abandonar el recinto. El festival se había terminado  pero la noche no y nosotras la aprovechamos bien 😉

Al día siguiente recuperamos fuerzas con un fantástico desayuno en el Hotel Center Andalucía y ya las cinco colectivas nos pudimos achuchar en la hora de la comida para después pasear por las calles de  Granada y tomar relajadamente un te a media tarde en una de sus maravillosas teterías.

Foto del colectivo reunido

Nuestro #FestivalIdeal llegaba a su fin. El lunes 22 abandonamos la mágica Granada para poner rumbo a Galicia y Barcelona de nuevo. El viaje de vuelta se hizo más largo todavía, dejábamos atrás recuerdos y momentos vividos con gente fantástica y hasta nos dio penita dejar a nuestro cuqui-Clio en Santiago de Compostela. El coche que Sixt había puesto a nuestra disposición, también formaba parte y habia compartido muy buenos momentos del #FestivalIdeal que siempre recordaremos.

De nuevo, infinitas gracias #FestivalIdeal

Escrito por: Penélope @GlamourousBlack  #SomosColectivo

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Alhambra Sound, el #festivalideal del colectivo, 5.0 out of 5 based on 1 rating