Arseguel

Es cada vez más dificil poder evadirse de la gran ciudad. Los fines de semana las poblaciones de interior y de costa, dependiendo de la época del año, se llenan de turistas de fin de semana, trasladando así el estrés de la urbe a mencionados sitios. No es así en todos los lados. Aun quedan pequeños “escondites” de paz, calma y tranquilidad. Es el caso de Arsèguel.

Situado en una escondida montañita al lomo del inmenso e impresionante Cadí, se encuentra justo a mitad de camino entre Puigcerdá y la Seu d’Urgell. Hay que abandonar la carretera que une ambas poblaciones y subir una estrecha y vertiginosa carretera muy revirada, para llegar a este pueblo tan bonito, que casi no ha cambiado su aspecto desde su creación en el año 996. De origen preromano, conserva absolutamente en todas las casas y callejones la arquitectura característica de piedra natural y madera.

Actualmente viven unas 100 personas en una harmonía y tranquilidad que casi parecen irreales. Su iglesia románica del siglo XVIII predomina en la estampa general del pueblo y la encontramos nada mas llegar a la entrada del pueblo. Hay un pequeño albergue de ambiente muy familiar para todo aquel que busque pasar unas noches ahí, pero también existe la opción de alquilar una de las típicas casas, a unos precios muy razonables. A parte de ser la “capital catalana del acordeón” debido al museo dedicado a dicho instrumento, también se celebra desde el año 1976, el encuentro veraniego de los Acordeonistas del Pirineo, el festival de música popular más antiguo de los Países Catalanes.

Al encontrarnos también a las puertas del Parque Nacional del Cadí-Moixeró, es el punto de partida idóneo para salidas de excursiones, senderismo o para simplemente disfrutar de las increibles vistas al macizo del Cadí, que son espectaculares. Los pocos bares y restaurantes que encontramos en Arsèguel son de carácter muy familiar también y idóneos para disfrutar de la auténtica cocina catalana.

Sea cual sea la finalidad de su paso por Arsèguel, no se lo piense dos veces y descubra este “tesoro” al pie del Cadí con un coche de alquiler de Sixt. No le dejará indiferente.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Términos de búsqueda: