Los barrios de Santa Cruz, El Arenal y Alfalfa –ubicados en el centro histórico de Sevilla–, son los perfectos lugares para descubrir la magia que esconde la ciudad hispalense. Las callejuelas, las plazas, los parques y los jardines del casco antiguo de Sevilla cuentan con elementos de todas las civilizaciones que pasaron por la ciudad y dando un paseo por sus calles descubrirá como la arquitectura de origen romano, árabe, mudéjar, judío y otros estilos se fusionan con armonía y le dan a la urbe ese color y esa atmosfera que nos traslada a otros tiempos. Sixt rent a car le invita a aprovechar al máximo su viaje y a perderse por las calles y plazas de la capital andaluza, ya que, como dice la popular canción de Los del Río, Sevilla tiene un color especial.

Fuente de imagen: hoteles.com

Fuente de imagen: hoteles.com

  1. La Plaza de Santa Cruz

Esta conocida plaza del centro histórico de Sevilla le da nombre al barrio de Santa Cruz, el cual es una de las zonas más populares y visitadas por los turistas. Esta plazuela de planta rectangular fue construida a principios del siglo XIX sobre el espacio que quedó al ser derribada la primitiva iglesia de Santa Cruz, la cual fue, a su vez, edificada sobre una de las principales sinagogas de la antigua judería de Sevilla. Después de recorrer el laberinto de calles estrechas de este popular barrio, puede dedicar unos minutos a descansar y a contemplar la belleza del lugar bajo los naranjos de la plaza.

  1. La Plaza de Doña Elvira

Esta plaza está a poca distancia de la de Santa Cruz y, según la leyenda popular, es el lugar donde nació Don Juan Tenorio, lo cual hace que la plaza sea un punto de visita obligada. Además del encanto asociado al Don Juan más famoso de todos los tiempos, los bares y restaurantes con terraza de la zona la convierten en el lugar ideal para tomar y comer algo en un entorno típicamente sevillano.

  1. La Plaza de los Refinadores

La plaza de los Refinadores es otro encantador lugar del barrio de Santa Cruz que nos recuerda a Don Juan Tenorio, ya que el centro de la plaza cuenta con un monumento erigido al mítico personaje. Además del agradable color de las fachadas de los edificios, el jardín le da a la plaza un aspecto acogedor, y las palmeras y otros arboles del lugar ofrecen un espacio de sombra para combatir los días más calurosos del verano.

  1. La Plaza de la Alfalfa

A pesar de haber recibido varios nombres a lo largo de su historia, los sevillanos siempre conocieron a esta agradable plaza con su nombre actual, el cual tiene origen en el depósito de alfalfa que se estableció en esta zona durante la Reconquista. Además de dar nombre al actual barrio de Alfalfa, esta plaza ofrece la posibilidad de irse de tapas y degustar los platos más famosos de la gastronomía sevillana.

  1. La Plaza de San Francisco

Frente a esta popular plaza está ubicado el Ayuntamiento de Sevilla y es que, además de ser una zona emblemática y muy especial, la Plaza de San Francisco ocupa un lugar relevante en la historia de la ciudad. Autos de fe, encierros, corridas de toros, procesiones, etc., son algunos de los eventos multitudinarios que forman parte de la historia de este lugar y, si analizamos los distintos nombres con los que ha sido rebautizada, nos damos cuenta de la importancia que tiene esta plaza para los sevillanos. Si desea descubrir todo el encanto y el color del lugar, visite Sevilla durante la Semana Santa y déjese llevar por la pasión de las procesiones que pasan por la plaza.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)
Cinco plazas de Sevilla que tienen un color especial, 5.0 out of 5 based on 3 ratings