Cuando uno piensa en Italia, le viene a la cabeza Roma y sus calles antiguas, la torcida torre de Pisa, el arte de Florencia, los campos de la Toscana, los canales de Venecia o el sur de Italia. Sin embargo, el norte de Italia es uno de los grandes desconocidos del país. Con pequeñas ciudades como Bérgamo, Brescia, Verona o Pádova, pero sin olvidar los Dolomitas o espectaculares lagos como el Lago di Garda, el Lago Iseo o el Lago di Como. Aprovechando una visita pendiente a Verona nos disponemos a realizar una ruta en coche por el norte de Italia, concretamente por las ciudades de Verona, Pádova, Bérgamo y los lagos Iseo y di Garda, para relajarnos al final del viaje. ¿Es verano y qué mejor opción que hacerlo con un coche descapotable de Sixt?

Alquiler BMW Serie 3 Múnich

Alquilamos un BMW 320i en la oficina Sixt de la Estación Central de Munich (Alemania) y conducimos hasta Verona, unos 400km de bueno autopista en Alemania que luego se convierten en una serpenteante autopista con peaje en Italia. Para los que no han estado por Italia en coche, comentar que la mayoría de ciudades antiguas tienen un centro histórico donde está prohibido entrar con el coche si no eres vecino. Hay señales que te lo indican y cámaras que fotografían tu matrícula para mandarte la multa a tu casa en el caso que entres en la zona sin estar registrado como residente.

Verona es una ciudad encantadora, con un centro histórico protegido por una espectacular curva del río Adigio. En Verona es indispensable visitar la casa de Julieta, que se ha convertido en un monumento al amor con un toque bastante kitsch. Un poco alejada se puede visitar también la tumba de Julieta donde según Shakespeare Romeo se suicidó y posteriormente Julieta. Verona también es una ciudad de plazas, como la Piazza delle Erbe, la Piazza dei Signori y el monumento indispensable de visitar que es la Arena de Verona, un magnífico anfiteatro romano en perfecto estado de conservación. En la Arena de Verona es posible ver óperas y otros espectáculos en verano.

Arena de Verona

Después de dos días en Verona conducimos hacia Pádova, una pequeña ciudad vecina de Venecia que no salía en la guía de viajes que consultamos pero que tenemos ganas de descubrir. Sus plazas del centro, su basílica a San Antonio, la gigantesca plaza del Prato della Valle y sus calles poco cuidadas son una delicia para todo visitante.

Desde Pádova, conducimos en dirección contraria 200km hasta Bérgamo. Bérgamo tiene dos ciudades, la Città Alta y la Città Basa, conectadas por un funicular o bien por calles con pendiente y 20 minutos de andar. La Città Basa de Bérgamo no tiene mayor particularidad que otras ciudades nuevas italianas. Sin embargo la Città Alta construida en el siglo XVII por los venecianos en lo alto de la montaña de Bérgamo. Esta ciudad mantiene sus calles medievales en perfecto estado, con plazas y rincones muy especiales. Actualmente es una zona muy turística, con restaurantes y bares, sin embargo es posible comer muy buena comida de la zona por precios muy razonables. Es muy recomendable pasar toda una tarde paseando por la Città Alta de Bérgamo.

Bergamo

Y después de Bérgamo nos quedaba visitar los lagos de Iseo y de Garda. Empezamos por el Lago Iseo donde pudimos descapotar el coche y pasearnos por Sarnico, Iseo y Sulzano a nuestro aire. El lago Iseo es uno de los lagos desconocidos del norte de Italia, por culpa de los famosos Lago di Como o Lago di Garda que han popularizado personajes como George Clooney. El lago Iseo con aguas cristalinas tiene la isla de Monte Isola en el centro y pequeños islotes como la isla di Loreto.

Isla de Monte Isola
Desde allí conducimos hasta Sirmione, situada en una estrecha península en el sur del lago di Garda. Sirmione es un destino de vacaciones por excelencia, con decenas de hoteles preparados para que puedas bañarte en el lago di Garda. La ciudad de Sirmione tiene un castillo del siglo XIII que protege la entrada a la ciudad antigua. La oferta culinaria de Sirmione es muy interesante y para todos los bolsillos.

Sirmione, Lago di Garda

La última noche la pasamos en Limone sul Garda, en el norte del lago di Garda. Esto nos permitió pasearnos descapotados a nuestro ritmo por toda la costa oriental del lago di Garda que nos iba dejando espectaculares fotografías con las vistas sobre el lago y docenas de velas navegando por él. Limone sul Garda es una bella población muy cerca de Riva del Garda que solo era accesible por ferry hasta mediados del siglo pasado. Limone sul Garda está encastada a las altas peñas que hay en el norte del lago di Garda y es una delicia pasear por sus calles y playas. Las playas de agua dulce de Limone Sul Garda despidieron nuestro viaje por el norte de Italia y sus lagos.

Limone Sul Garda

Escrito por: Marc Pous / http://www.3viajesaldia.com (© Fotos: Marc Pous)

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
De viaje con Sixt por el norte de Italia, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: