La llegada del buen tiempo nos invita a organizar salidas y pequeñas excursiones durante estos días festivos que tenemos por delante. Oportunidades únicas para disfrutar de la naturaleza y, por supuesto, de la carretera. Y qué mejor manera que abordo de una moto. En Sixt es posible.

tramontana

La isla de Mallorca cuenta con algunos de los parajes naturales más espectaculares de nuestra geografía, con sus incomparables calas y sus paisajes montañosos que invitan a ser recorridos con calma. Quizá la forma ideal de emprender una ruta por Mallorca sea a lomos de una moto, que le permitirá sentir más intensamente el contacto con la naturaleza, disfrutando de su vegetación y su gastronomía con mayor libertad a la hora de organizar las etapas.

En Sixt le recomendamos comenzar su aventura balear alquilando su moto en una de nuestras oficinas de Palma y emprender una de las rutas favoritas de los amantes del motociclismo en la capital balear, que además nos llevará a visitar otros lugares memorables de su geografía: la ruta Tramontana.

La Sierra de Tramontana es la principal formación montañosa de las Islas Baleares. Situada al norte de la isla de Mallorca, recibe su nombre por los vientos que llegan a la costa desde esa dirección. Una de las particularidades que tiene la isla la Tramontana es que a pesar de ser un sistema montañoso de considerable longitud, tiene una anchura de entre 10 y 12 kilómetros. Por lo tanto, podremos alternar nuestro recorrido entre la costa y el interior, disfrutando así de ambos parajes.

Partiendo desde Palma, tomaremos la ruta PMV-1041, apodada como “Camino de Jesús” y, tras recorrer unos pocos kilómetros, llegaremos a Puigpunyent, un pequeño pueblo repleto de casas de piedra y callejuelas empinadas. Un lugar ideal para los amantes del senderismo, ya que las pequeñas montañas colindantes ofrecen una vista espectacular de la zona.

A unos 5 kilómetros de Puigpunyent se encuentra la Granja de Esporles, un caserón del siglo X reconvertido en museo que entusiasmará aquellos que quieran conocer más sobre las tradiciones y cosntumbres de la isla. Desde allí, bordeando la costa para disfrutar de conducir con vistas al mar y apreciar los impresionantes acantilados, arribaremos a la preciosa localidad de Banyalbufar, donde podemos hacer una parada para comer  y acercarnos a orillas del Mediterráneo.

Continuamos viaje y visitamos otros lugares imprescindibles que ofrece esta ruta, como Valldermossa, un encantador pueblo construido en piedra y ubicado en un paraje de gran belleza, mientras que en Deiá disfrutaremos tomando algo en sus terrazas, que aprovechan el escarpado terreno sobre el que está construida esta localidad. Soller es también parada obligatoria, ya que no podemos dejar de visitar la Iglesia de San Bartomeu Soller, construida en el siglo XIII y que incorpora elementos románicos y góticos.

Entrando ya en las últimas etapas de nuestra ruta, encontraremos el Santuario de Lluc a unos 30 kilómetros de Soller, que nos recompensará con una de las vistas más hermosas de la Tramontana. El monasterio que alberga es un lugar de peregrinaje y culto a la Virgen de Lluc, pero también podremos visitar su excelente jardín botánico.

Finalmente, culminaremos nuestro viaje en el punto más norteño de la isla, llegando a Formentor. En este punto, habremos dejado atrás la vegetación para dar paso a un escenario rocoso, que anuncia el punto y final de nuestra ruta a bordo de la moto. Ya solo resta difrutar de un traquilo camino de regreso.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Disfrute de Mallorca en moto, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Términos de búsqueda: