Vicki catalanCon los tiempos que corren actualmente, el estrés en el trabajo, el ruido de la gran ciudad… ¿Por que no regalar, o regalarse a uno mismo, una escapada de fin de semana a un balneario situado en un entorno natural y alejado del gris de la ciudad?

A mas o menos una hora de Barcelona, a medio camino entre Girona y el Montseny, encontramos la pequeña localidad de Caldes de Malavella. Dada su cercanía al Montseny, hay varias aguas embotelladas que tienen su origen en esta zona.

Asi pues, la famosa agua con gas Vichy Catalán, también proviene de aquí. Y es precisamente en Caldes de Malavella, donde encontramos también el Balneario de Vichy Catalán. Un precioso e imponente edificio modernista, restaurado minuciosamente y dotado de un confort y suficiente espacio, para hacer la estancia lo mas agradable posible. En plena naturaleza y rodeado de cuidados jardines, es el sitio ideal para descansar cuerpo y mente y recargar energías.

El visitante puede alojarse en una de las 86 habitaciones que el hotel ofrece, para poder disfrutar cómodamente durante un fin de semana de los diversos recorridos termales. Variedades en hidroterapia, quiromasajes, estética corporal y facial, o simplemente alguno de los tratamientos clásicos como drenaje linfático, reflexoterapia podal y parafangos…  Hay mucho para escoger.

Además, en el Balneario Vichy Catalán, está ubicado el restaurante Delicius. Abierto también a todos aquellos que no estén hospedados en el hotel, es la mejor manera de mimar también el paladar, a unos precios bastante razonables.

Y es que en la misma página web del balneario, podemos encontrar interesantes “packs” de ofertas, aptas para todos los bolsillos.

Regálese una escapadita a Caldes de Malavella y disfrute del viaje con alguno de los coches de la flota de Sixt, todos ellos con precios muy interesantes también.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)