Si en estas vacaciones lo que busca son aguas cristalinas, preciosas calas y playas no masificadas, no puede dejar de visitar la Isla de Tabarca, es una excursión casi obligatoria para todos aquellos que visitan la Costa Blanca. Sus aguas han sido declaradas Reserva Marina del Mediterráneo por su excelente calidad y por la biodiversidad de su flora y fauna.

Isla de TabarcaLa Isla de Tabarca es la única isla habitada de la Comunidad Valenciana y se encuentra frente a la ciudad de Alicante, a once millas náuticas y cerca del cabo de Santa Pola. En realidad más que una isla se trata de un pequeño archipiélago compuesto a parte de Tabarca por los islotes La Cantera, La Galera y La Nao.

Sus costas albergaron en el pasado un refugio de piratas berberiscos. En el siglo XVIII, Carlos III ordenó fortificarla y levantar en ella un pueblo en el que alojar a varias familias de pescadores de Génova que estaban cautivos en la ciudad tunecina de Tabarka. Las murallas que rodean su núcleo urbano han sido declaradas Conjunto Histórico Artístico y Bien de Interés Cultural.

El acceso a la isla se hace en un cómodo trayecto en barco de aproximadamente una hora desde Alicante, Santa Pola, Guardamar o Benidorm. Una vez allí podrá disfrutar de playas y calas de aguas transparentes, de un pintoresco puerto marítimo y de una excelente oferta de restauración, con la posibilidad de degustar el tradicional “caldero“, el plato típico de la isla. Además también podrá visitar el Museo de Arte de pintura en miniatura.

Venga a disfrutar de un fantástico día en la Isla de Tabarca y descubra este paraíso natural.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Términos de búsqueda: