Exquisitos aromas, ambiente festivo, acordes navideños y manjares gastronómicos son algunos de los principales elementos de los mercados navideños de Alemania, que durante el periodo de Adviento se convierten en una fiesta para todos los sentidos. Los primeros mercados navideños ya se celebraban en tierras alemanas allá por el siglo XV, así que un viaje al país teutón durante este periodo del año permite sumergirse a los viajeros en la auténtica atmósfera y tradición germana. En los pequeños puestos decorados, los vendedores ofrecen piezas de artesanía y alegran los paladares con dulces navideños, almendras garrapiñadas y Glühwein, el popular vino caliente con especias que se suele beber durante las fiestas. Estas especialidades regionales se mezclan con melodías festivas de coros y acordes de viento, terminando de conformar un escenario mágico.

  1. El Striezelmarkt de Dresde

El primer ejemplo es uno de los mercados navideños más populares y antiguos del país. De hecho, en las espectaculares Montañas de Ore y en Sajonia en general podemos encontrar algunos de los más hermosos mercados de Navidad, destacando el Striezelmarkt de Dresde que, además de contar con una larga tradición, alberga la pirámide navideña más grande del mundo. Recordemos que estas pirámides son elementos típicos de la Navidad en Alemania, y son objeto de decoración en los hogares.

  1. Mercados navideños de Berlín

Cada año, la capital alemana engalana sus barrios con más de 70 mercados. Sus calles, bulevares y plazas se inundan de encantadores puestos con delicias navideñas. Entre ellos, destaca el de Gendarmenmarkt, uno de los más grandes y concurridos de todos. También merece una mención el Lucia Weihnachtsmarkt, de aires escandinavos y tamaño reducido, pero el preferido por las familias con hijos.

  1. Mercado navideño de Hamburgo

Uno de los mercados de Navidad considerados más hermosos del país es el que se instala junto al imponente Ayuntamiento de Hamburgo, una de esas construcciones que nos dejan sin aliento. El diseño del mercado fue obra del director del Circus Roncalli, Bernhard Paul, que puso sus esfuerzos en que resultara lo más acogedor posible, y lo cierto es que tuvo éxito en su objetivo. No obstante, en esta gran ciudad cada barrio cuenta con su propio mercadillo navideño, siendo muy populares desde la antigüedad.

  1. Christkindlmarkt am Marienplatz de Múnich

Los mercados navideños se suceden durante la Navidad y sus días previos en Múnich, ciudad extensa y cosmopolita que también está muy ligada a esta tradición. En su casco antiguo se halla el más importante, el Christkindlmarkt de Marienplatz, con un gran árbol de Navidad de 30 metros que aloja unas tres mil bombillas.

  1. Mercado de Navidad de Dortmund

El mercado navideño de la ciudad de Dortmund hace gala de un importante hito, el árbol de Navidad más grande y alto del planeta, con 45 metros de altura y unas 48.000 luces. Cada día hay representaciones teatrales y espectáculos de títeres para los más pequeños.

  1. Mercado navideño en la plaza Römerberg de Frankfurt

El idílico casco histórico que rodea a la plaza Römerberg, con sus edificios y la plaza cercana de San Paul, constituye un enclave perfecto para este entrañable mercado. Y es que en Navidad todo luce diferente, y más aún en esta zona tan atractiva, aunque especialmente hermosa durante estas fechas, momento en el que se convierte en una espectacular estampa navideña.

  1. Mercado de Navidad de Stuttgart

Alrededor de la plaza del Ayuntamiento, los pequeños puestos venden adornos clásicos de Navidad, almendras de chocolate y algodón dulce. Junto a estos, se instala una pista de patinaje sobre hielo que hace las delicias tanto de jóvenes como de adultos, y un pequeño tren para los más pequeños recorre una ciudad en miniatura.

  1. Mercados navideños de Colonia

El mercado más importante de la ciudad no podía instalarse en un mejor emplazamiento que en frente de la impresionante Catedral de Colonia, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Aparte de este gran mercado central, hay otros seis de menores dimensiones, los cuales se pueden visitar con un tren que recorre la ciudad durante esas fechas. Además, sobre las aguas del río Rin encontramos un mercadillo navideño flotante dentro de una embarcación.

  1. Mercado de Navidad de Bremen

En torno a la estatua de Roland, al Ayuntamiento de Bremen y a la catedral de San Pedro, centenares de puestos navideños engalanados invitan al ocio y al disfrute. Además, podemos disfrutar de una experiencia especialmente navideña asistiendo a uno de los conciertos de Adviento que se celebran en algunas de las iglesias de la ciudad.

  1. Mercadillos navideños de Hannover

El más tradicional de los mercados navideños de Hannover se encuentra en los alrededores de la iglesia Marktkirche, con 170 puestos que se distribuyen por todo el casco antiguo irradiando alegría y ambiente navideño. Además de éste, varios mercados más despliegan su ambiente festivo a orillas del río Leine. En la llamada aldea navideña, los visitantes pueden sumergirse en las costumbres medievales contemplando alfareros, sopladores de vidrio y fabricantes de velas.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.4/5 (5 votes cast)
La magia de los mercados navideños en Alemania, 3.4 out of 5 based on 5 ratings