La naturaleza, a veces, es caprichosa. Y, en muchas de esas ocasiones, tiene el don de crear lugares únicos allí donde parecía imposible: mar, montaña, volcanes, desiertos… Las numerosas piscinas naturales creadas a lo largo de los años por todos los lugares del planeta son un claro ejemplo de ello. Un baño en sus aguas transparentes, frías o calientes, dulces o saladas, no dejan indiferente a nadie. Aquí le mostramos diez de las más espectaculares. Recuerde que con nuestras oficinas y nuestros coches, le será mucho más fácil llegar a estos lugares idílicos.

pisicina natural Pamukkale

La Grotta della Poesia (Italia)

Situada en Rocha Vecchia, a unos 20 kilómetros de Otranto, en Italia, se encuentra esta gruta que es en realidad una cueva natural excavada por el mar durante siglos. Para llegar a esta piscina natural rodeada de rocas, primero coja su coche en nuestras oficinas de Bari y ponga rumbo a Otranto. Al llegar, recorra a pie la costa desde Otranto a Roca,  pasando por San Foca y Torre dell’orso. Como curiosidad, cuenta la leyenda que a una princesa le encantaba bañarse en estas aguas, por lo que los poetas acudían en masa en busca de inspiración.

Balnearios de Beppu (Japón)

La ciudad de Beppu, en Kyushu (la tercera isla más grande de Japón), es conocida como la ciudad balneario o la ciudad de los nueve infiernos. Con más de 130.000 kilolitros de aguas termales procedentes de la tierra, el paisaje que se forma con las emanaciones de las nueve fuentes de Beppu que conforman esos nueve infiernos, son ricas en ácidos, sulfuros, sal y aluminio.

Pamukkale (Turquía)

Esta maravilla de la naturaleza fue creada a raíz de los movimientos tectónicos que tuvieron lugar en la depresión de la falla de la cuenca del río Menderes. El resultado fue la aparición de numerosas fuentes de aguas termales. Desde nuestras oficinas de Antalya puede coger su coche y desplazarse hasta esta maravillosa y sorprendente región.

El Gran Agujero Azul (Belice)

A 100 kilómetros de la costa de Belice se encuentra la piscina natural El Gran Agujero Azul, formada con piedra caliza durante el último periodo glacial. La formación creada es una circunferencia perfecta. Se trata de un destino perfecto para los amantes del buceo.

Lençois Maranhenses (Brasil)

El Parque Nacional de Lençóis-Maharenses, en Brasil, es un desierto de cerca de 100 kilómetros de longitud y 50 kilómetros de ancho, al borde del Atlántico, y rodeado de bosque tropical. El contorno de las dunas es dibujado por enormes piscinas de aguas verdes y azules. Imagine cruzar un desierto al tiempo que se baña en sus espectaculares piscinas naturales. Una buena opción es coger el coche en nuestras oficinas de Salvador y disfrutar de un paseo inolvidable hasta este desierto único en el mundo.

Devil’s Pool (Zambia y Zimbabue)

Está ubicada junto a la caída de las cataratas Victoria, que tienen 360 metros de altura. Precisamente ahora, de septiembre a diciembre, es la mejor época para ir, ya que es cuando el río está más abajo. Cuentan que se segrega tanta adrenalina que es muy difícil distinguir si el agua está fría o caliente.

Cenote de Ik Kil (México)

Se encuentra ubicada en el Parque Ecoarqueológico de Ik Kil, en Yucatán, a solo tres kilómetros de las ruinas mayas de Chichén Itzá o Ek Balam. Sus aguas cristalinas harán que se olvide de la leyenda, que cuenta que estas aguas eran utilizadas para los sacrificios humanos al dios de la lluvia Chac. Recoja su vehículo en nuestras oficinas de Playa del Carmen y pase unos días inolvidables de sol, playa y cultura mística.

Fosa Oceánica de To Sua (Samoa)

Está en la isla de Upolu de Samoa y es considerado una de las maravillas más asombrosas de la naturaleza. Estas piscinas naturales, rodeadas por el encanto de la jungla, tienen más de treinta metros de profundidad.

Blue Lagoon. Reikiavik (Islandia)

El Blue Lagoon, uno de los lagos geotermales más impresionantes que existen, está en Reikiavik y está rodeado de paisajes volcánicos. Las aguas llegan a alcanzar los 40 grados. Es el monumento más visitado de Islandia. En la capital islandesa también puede contar con oficinas Sixt.

Cascadas de Agua Azul (México)

Se originaron en México gracias al descenso de más de 1.000 metros de los ríos Agua Azul o Yax – Ha (en tzeltal) Shumuljá y Tulijá. El color que distingue a estas aguas se debe a que la roca calcárea por donde pasan está compuesta de varios tipos de sedimentos, principalmente de carbonato de calcio e hidróxido de magnesio, ambos de color blanco o beige.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Las 10 mejores piscinas naturales del mundo, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: