Playas paradisíacas, costas vírgenes, mágicos atardeceres, poblaciones llenas de historia y una gastronomía que despierta todos los sentidos. Así son los paraísos insulares donde todos soñamos con escaparnos para descubrir algunos de los rincones más extraordinarios que nos brinda la naturaleza. ¿Quieres conocer las islas más paradisíacas surgidas en medio de la inmensidad del mar? Sixt rent a car te presenta cinco espectaculares destinos que se quedan para siempre en la retina de los afortunados viajeros que los visitan.

Fuente de imagen: https://www.easyviajar.com/

  1. Martinica, mar Caribe

Si te fascinan las playas de arenas blancas y la naturaleza exuberante, y no quieres renunciar a las vibrantes noches caribeñas, planifica una escapada a Martinica. Ubicada al norte de Santa Lucía, en pleno mar Caribe, esta isla constituye uno de los tesoros tropicales más importantes que existen en la región caribeña; un enclave de ensueño para disfrutar al máximo de tus vacaciones. Y es que, aparte de grandes extensiones de playas de mar turquesa y una abundante vegetación formada por palmeras, árboles en flor y bosques tropicales, en Martinica podrás bailar al ritmo de su contagiosa música y deleitar tu paladar con su exquisita cocina criolla.

  1. Mauricio, océano Índico

En Mauricio todo huele a exótico, a rincones inexplorados, a paraíso salvaje. Aunque haya buenas carreteras y todo tipo de infraestructuras, en esta isla siempre da la sensación de que te encuentras a punto de vivir una de las grandes aventuras de tu vida. De hecho, en Mauricio siguen muy presentes la historias que se cuentan de generación en generación sobre batallas navales, piratas y preciados tesoros. Como no podía ser de otra manera, sus playas son su principal reclamo: arenales increíbles llenos de palmeras, aguas cristalinas y la arena más fina que jamás hayas tocado. Pero en este territorio es posible disfrutar de muchas más atracciones. Por ejemplo, el Parque Nacional Gargantas del Río Negro, con rutas y senderos que transportan al viajero a verdaderos edenes naturales.

  1. Fiji, océano Pacífico

Imagínate que paseas sobre arenas blancas y te sumerges en aguas transparentes con peces y corales multicolores. Esos pensamientos idílicos se hacen realidad en Fiji, un archipiélago que aglutina a algunas de las islas más paradisíacas del océano Pacífico. Además, Fiji ofrece una exótica fusión de culturas hindú, polinesia y europea, que le da ese aire tan característico que encandila a los extranjeros. La república de Fiji, como se conoce de manera oficial, comprende las islas de Viti Levu, la más grande y sede de su capital, Suva. La capital de Fiji es un foco multicultural con bellísimas playas y una arquitectura muy variada, con templos mezquitas e iglesias. Vanau Levu es la segunda isla más grande y se caracteriza por un paisaje volcánico que invita a la contemplación de la vida silvestre y a la aventura. Por su parte, Wai LaiLai y Navit son destinos perfectos para practicar actividades náuticas ante un entorno natural de ensueño.

  1. Koh Tao, sudeste asiático

Si tuviéramos que elegir la isla menos masificada y más auténtica y divertida de Tailandia, esta sería Koh Tao. Además de ser un enclave perfecto para practicar buceo en aguas cristalinas, Koh Tao alberga preciosos rincones, parques naturales, encantadores bungalós, excelentes restaurantes y gente hospitalaria y divertida. Todo ello, sin bullicios ni aglomeraciones. Una de las zonas más atractivas es Chalok Baan Kao, donde se extiende la Playa Freedom, que no debes perderte.

  1. Formentera, mar Mediterráneo

Acabamos nuestro periplo por las islas más paradisíacas del planeta en el mar Mediterráneo, donde también surgen trozos de tierra del agua tan atractivos como la isla de Formentera, un pequeño territorio insular que ha sabido preservar su medioambiente con una política de protección que abarca más de las tres cuartas partes de su territorio, por lo que, hasta día de hoy, se mantiene como un tesoro virgen. Más de veinte kilómetros de playas de aguas transparentes y arenas blancas la convierte en uno de los últimos paraísos del Mediterráneo, donde el viajero encuentra la paz y tranquilidad necesaria para escapar del ajetreo laboral y cotidiano. No obstante, también es buen ejemplo de turismo activo, ya que ofrece una amplia gama de actividades para todos los gustos en preciosos enclaves naturales como el Parque natural de Ses Salines.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.7/5 (3 votes cast)
Las 5 islas más paradisiacas del planeta, si lo tuyo no es el frío, 3.7 out of 5 based on 3 ratings