En post anteriores, reseñamos algunas de las mejores rutas y recorridos para hacer durante el verano. Ya sea en España o cualquier otro rincón de Europa, en Sixt alquiler de coches nos gusta ofrecer, además de un amplia gama de coches, consejos para que el viajero disfrute plenamente de su tiempo libre. Esta vez queremos hacer todo lo contrario, y por eso le vamos a contar cuáles son las carreteras más peligrosas del mundo. Autovías de vértigo que no le recomendamos coger jamás, a menos que usted sea el copiloto y Fernando Alonso lleve el volante.

La carretera de la muerte (Bolivia)

El nombre lo dice todo. La carretera une La Paz con Coroico y durante su recorrido el conductor se asoma a un auténtico abismo. Tiene 3.600 metros de desnivel y un camino sumamente estrecho, salpicado de pronunciados barrancos. Los coches caen al vacío con excesiva frecuencia. Se calcula que entre 200 y 300 coches se despeñan cada año. En 1995, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) le nombró “la carretera más peligrosa del mundo”. Si usted, en algún momento debe viajar de La Paz a Coroico, o viceversa, quédese tranquilo: en 2004 el gobierno boliviano construyó una carretera alternativa.

La autopista del infierno (Rusia)

Conocida oficialmente como M56 o gentilmente como Lena, quienes alguna vez pasaron por allí saben que el único nombre que cabe para esta árida ruta es “la autopista del infierno”. Con cerca de 1.300 kilómetros, discurre junto al río siberiano Lena y conecta las ciudades de Yakutsk y Skovorodino. El invierno aquí es gélido, con temperaturas que alcanzan los -40 grados durante el mes de Enero. De hecho, la ciudad de Yaktusk ostenta el record de la temperatura más baja de la historia, con -64,5 grados. Pero la “autopista del infierno” no recibe su temerario nombre por las bajas temperaturas. Todo lo contrario. Durante el verano las temperaturas alcanzan los 30 grados. El diferencial con el invierno es de 70 grados, lo que provoca un importante deshielo y lluvias habituales. Al no estar asfaltada, la M56 se convierte en un lodazal intransitable, una auténtica trampa mortal para los conductores. Si algún día, por esas cosas de la vida, usted se encuentra en una de estas ciudades en verano y el cielo comienza a nublarse, no se le ocurra montarse en el coche.

Carretera – túnel Guoliang (China)

Esta carretera no tiene un nombre tan intimidatorio como las anteriores, pero basta con echar un vistazo a una fotografía de este camino de las montañas Taihan para sentir vértigo. Ubicada en la provincia china de Hunan, fue construida por aldeanos y pobladores locales. Cuenta la leyenda que sólo 13 de estos habitantes se encargaron de construir todo el túnel. Otra leyenda asegura que varios de ellos fallecieron durante las obras. El tramo más peligroso es un túnel de 5 metros de alto por sólo 4 metros de ancho. A lo largo de 1200 metros, los coches parecen inyectarse dentro de una inmensa pared de roca con agujeros que aparecen de repente.

El espinazo del diablo (México)

Otra carretera con nombre diabólico, “El espinazo del diablo” une la ciudad de Durango con el puerto de Mazatlán. A lo largo de 10 kilómetros, la ruta ofrece unas vistas impresionantes, con la Sierra Madre Occidental y sus 2.400 metros de altura. Si usted es un conductor osado y no teme al vértigo, no dude en visitar este portento de la naturaleza. La carretera está repleta de curvas y barrancos. El viento sopla con mucha fuerza y se produce un ruido en el que muchos lugareños creen escuchar el rugido del diablo. Los mexicanos adoran este rincón de su país, al que le confieren poderes sobrenaturales y mágicos.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.7/5 (3 votes cast)
Las carreteras más peligrosas del mundo, 3.7 out of 5 based on 3 ratings

Términos de búsqueda: