Una de las principales características de Andalucía es la posibilidad de disfrutar del contraste entre playa y montaña a través de sus distintas provincias. Una característica que comparte con Málaga, cuyos pueblos ofrecen al visitante diferentes maneras de disfrutar de su estancia: la brisa marina o el aire puro de la sierra. Desde la famosa Costa del Sol hasta pequeños pueblos enclavados en la serranía malagueña. Hoy hacemos un repaso por los pueblos más significativos de costa y de montaña. Y recuerde, en Málaga capital cuenta con dos oficinas para alquilar su coche Sixt.

Ronda

La Garganta del Tajo, en Ronda

Empecemos por los pueblos de sierra.

Frigiliana

Su privilegiada ubicación dota a este pueblo de una gran peculiaridad: desde la montaña podrá disfrutar de unas buenas vistas al mar. Adéntrese en el casco histórico a través de sus empinadas calles, donde se sentirá como transportado a otra época. No en vano, está considerado como uno de los pueblos con la estructura morisca mejor conservada de toda la provincia. De monumentos, no deje de visitar la iglesia de San Antonio, los reales pósitos, el Palacio de los Condes de Frigiliana o las murallas del Castillo de Lizar.

Ronda

Lugar de descanso de Orson Welles y de inspiración para Ernest Hemingway, la Ciudad del Tajo, como se le conoce, es parada obligatoria en su visita por Málaga. El nombre le viene de la Garganta del Tajo, un desfiladero de más de 150 metros de altura que divide el casco urbano, que cuenta con restos árabes y trazado medieval. Los bandoleros y la tauromaquia son dos de sus principales señas de identidad. Si usted es un amante de los toros, este es su sitio. Cada año, su plaza de toros del S. XVIII acoge la clásica corrida Goyesca (además podrá visitarla por dentro). No se pierda el Puente Nuevo, el puente árabe, la casa consistorial, los palacios de Mondragón y Salvatierra, la Casa del Rey Moro o la capilla Mayor.

Antequera

Es el pueblo con el mayor número de iglesias de Andalucía, sinónimo de su rico patrimonio arquitectónico y cultural. Coronada por las murallas del castillo, cuenta con más de medio centenar de edificios religiosos y civiles, así como numerosos yacimientos arqueológicos. Entre las iglesias destacan la Colegiata de San Sebastián, la Colegiata de Santa María la Mayor (declarada Monumento Nacional) o la Iglesia del Carmen, donde le sorprenderán sus frescos y el retablo, considerado uno de los mejores del barroco español. En cuanto a los monumentos naturales, encontraremos la laguna de Fuentes de Piedra, el Nacimiento del río de la Villa o la Peña de los enamorados. Sin embargo, el más visitado y el que más define a este lugar es el Torcal de Antequera, un conjunto formado por rocas calizas y uno de los más reconocibles ejemplos de paisajes kársticos (los formados por la meteorización química de determinadas rocas).

En cuanto a los pueblos de mar, destacaremos otros tres:

Nerja

Sin duda, su fama le vino de la mano de la serie Verano Azul, aunque sus numerosos atractivos hacen que destaque por sí solo. En primer lugar sus playas y sus escondidas calas, con aguas cristalinas y con barcas y pequeñas casas típicas de pescadores. Quizás uno de los lugares más destacados de Nerja es el Balcón de Europa, un paseo que finaliza en un amplio mirador con forma circular con grandes vistas al mar y a las calas. Y por supuesto, las más que conocidas Cuevas de Nerja, descubiertas en 1959 y que cuenta con casi dos kilómetros de galerías subterráneas. No deje de visitar tampoco el Acueducto del Águila, formada por cuatro pisos de arcos superpuestos que saltan en desnivel del Barranco de la Coladilla.

Marbella

El lujo tiene su representación en la provincia malagueña en Marbella, conocida como la joya de la Costa del Sol, donde se dan cita las grandes fortunas mundiales. Puerto Banús es sinónimo de riqueza, deportivos, yates y de las tiendas y clubes más exclusivos. Pero Marbella cuenta también con otros atractivos. Con origen en la época romana, existen numerosos restos arqueológicos. También los árabes dejaron su huella a través de dos torres bien conservadas y de las murallas del castillo. Disfrute de un paseo por el Casco Viejo, datado en el S. XVI, con calles estrechas y pequeños comercios. También podrá alquilar su coche aquí.

Mijas

Su trazado recuerda al pasado árabe que tiene Mijas, un pueblo blanco típico de la arquitectura tradicional mediterránea. Tres núcleos urbanos se concentran en el municipio: Mijas Pueblo, Las Lagunas y Mijas Costa.  Su oferta para el turista es de lo más variada: parques acuáticos, campos de golf, rutas a caballo o distintos monumentos, como la Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción o la plaza de toros. Su núcleo histórico se alza como un gran balcón con vistas al Mediterráneo. La de Calahonda, de Cabo Rocoso o la de El Faro son algunas de sus mejores playas.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Los pueblos más bonitos de Málaga, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Términos de búsqueda: