Cala Ratjada Mallorca

Cuando está planeando visitar Mallorca, debería tener en cuenta la conocida Cala Ratjada.

Cala Ratjada es un popular destino de vacaciones y localizada en el extremo noreste de la Isla de Mallorca, a unos 65 kilómetros de la capital, Palma. Una vez que han alquilado un coche con Sixt rent a car en el aeropuerto Son Sant Joan, tomar la carretera dirección Santaniy. Después poco tiempo, tomar la salida No.10 hacia Manacor. Al llegar a la rotonda, tomar la MA-15 dirección Manacor y siga hasta el final de la autopista. Desde allí el camino hasta Cala Ratjada está bien señalizado.

Cala Ratjada es un complejo muy establecido y está incluida entre los principales destinos turísticos de la isla. Este área se ha ganado una buena reputación entre los turistas extranjeros, un turismo en el que predomina el alemán. El turismo comenzó a desembarcar en estas tierras en los años 60, antes de esto Cala Ratjada era un pequeño puerto pesquero. El Puerto originario todavía perdura hoy en día, pero se ha convertido más en un destino de cruceros turístico que en el puerto pesquero que un día fue. Cala Ratjada es el punto más cercano entre Mallorca y Menorca, es por ello que Cala Ratjada ha jugado un importante papel en la economía de la isla a lo largo de los años. En los días claros, desde aquí no es difícil poder divisar la Isla de Menorca.

Cala Ratjada es famosa por lo abrupto de su línea costera, así como por la gran cantidad de calas que encontramos, Capdepera tiene 40 kilómetros de línea costera espectacular con playas que en su mayoría tienen la bandera azul a la calidad que concede la unión Europea. La limpieza y los servicios en estas playas son importantes. Esta maravillosa línea costera va desde Cala Mesquida a Cala Agulla, y ha sido reconocida y protegida como una zona de especial protección y un santuario para las aves. Es uno de los pocos lugares de la isla donde los pinares destacan sobre la playa.

Las playas situadas cerca de la localidad son: La Pedruscada, Son Moll, Cala Rajada, Cala Gat, L’Olla, Cala Lliteres, Cala Agulla y Cala Moltó. Además de las playas, son importantes el puerto deportivo en el cual se ha desarrolado una actividad pesquera, el faro de Capdepera y el Palacio March, propiedad de la família March. El municipio cuenta con un total de 78 hoteles que suman un total de 15528 plazas hoteleras.

En Cala Rajada hay una amplia oferta de cafeterías, bares, restaurantes y cervecerías al aire libre, así como tiendas sobretodo de moda, y actividades deportivas como el tenis, buceo, golf, ciclismo, etc. El muelle es el centro neurálgico de Cala Rajada, donde llega el paseo marítimo que sale de la playa de Son Moll, junto al cual se encuentran las primeras construcciones del núcleo, muchas de ellas convertidas en bares y restaurantes. El paseo desde el muelle continua, hasta llegar a Cala Gat por el tramo denominado Paseo de Ses Àmfores, donde destaca la ausencia de construcciones y una monumental escultura realizada con viejas anclas. El puerto de Cala Rajada sirve de refugio a las embarcaciones de pescadores y a los yates de recreo. También se encuentran barcos que realizan excursiones por la costa, uno de los cuales enlaza diariamente Cala Rajada con el puerto de de Ciutadella, en la vecina isla de Menorca.

El palacio de can March, al cual se accede desde la calle Joan March, se encuentra sobre un monte rodeado de jardines, donde se han instalado numerosas esculturas. Fue mandado construir a principios del siglo XX, sobre la antigua Torre Cega del siglo XV, que tenía la función de defender la entrada al puerto de Cala Rajada. Siguiendo con su coche de Sixt alquiler de coches a la carretera del faro llegamos al punto más oriental de Mallorca, donde se encuentra un faro construido en 1861, situado a 58 metros por encima del nivel del mar, desde donde se disfruta de unas vistas excepcionales sobre la costa y la isla de Menorca. No muy lejos del faro, sobre la misma montaña hay una torre de defensa, conocida con el nombre de Torre Esbucada.

El gran desarrollo turístico de Cala Rajada se produjo en los años sesenta, como en el resto de Mallorca, con la construcción en masa de hoteles y bloques de apartamentos.

Son Moll ocupa un área de 175 m por 35 de ancho, rodeada de hoteles y apartamentos. Se encuentra en el centro de Cala Rajada, desde donde parte un paseo a lo largo de la costa hacia el puerto de pescadores.
Servicios: Restaurantes, socorristas, hamacas, velomares y sombrillas para alquilar.

Cala Gat es una acogedora playa de 70 m de largo por 20 m de ancho, situada en un área residencial bien integrada en el paisaje, debido a que se ha preservado la mayor parte del pinar que la rodea. El paseo que empieza en Son Moll, pasando por el puerto de Cala Rajada, acaba aquí.
Servicios: Un bar a aire libre, hamacas y sombrillas para alquilar.

Cala Agulla es una playa preciosa con 600 m de largo por 60 de ancho, con arena blanca de textura fina y un espeso pinar detrás. Situada en un extremo de Cala Rajada, con la mayor parte de la orilla derecha edificada con hoteles y apartamentos. El camino para llegar está bien señalizado desde Capdepera y Cala Rajada. Hay una zona de aparcamiento, donde hay que pagar para dejar el coche. Muchas personas locales, especialmente durante los fines de semana, acuden a comer a la sombra del pinar que rodea la playa.
Servicios: Bares al aire libre, socorristas, WC, aparcamiento, hamacas, velomares y sombrillas para alquilar.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Términos de búsqueda: