Hola! Soy Lucía (@ARasDSuelo), hace una semana que volví de mi #FestivalIdeal en el PortAmérica y,  la verdad, ¡sigo con la depresión post festival! Aunque si os tengo que ser sinceros me pasa cada año, porque la tradición colectiva de asistir a este festival y pasar unos días entre Vigo y Nigrán con Penélope (@glamourousblack) y Esther (@estherdibae) siempre me dejan pelín tocada, cosas de vivir a más de 900 km las unas de las otras. Eso sí, este año la despedida ha sido menos traumática, ya que gracias a nuestros amigüis de TrivagoTicketea y Sixt nos reencontraremos en septiembre, pero mejor no os adelanto acontecimientos y os hablo sólo de nuestra experiencia en el festival gallego desde el principio.

PortAmérica en Nigrán

Los días previos al Festival “Somos unas Goddas/Gochas playeras”

La cosa empieza con que Penélope y una servidora nos fuimos la semana previa al Optimus de Lisboa (si queréis ver nuestras aventuras y desventuras podéis hacer click aquí), así que recogimos el cochecito de Sixt unos días antes de lo que se suponía, la razón, en Vigo no hay oficina y por lo tanto, tuvimos que hacer escala en Santiago a la vuelta para recoger nuestro maravilloso Polito, mirad que feliz era conduciéndolo.

PortAmérica en Nigrán

Como ya teníamos nuestro cochecito nos fue muy fácil disfrutar de la zona (restaurantes, bares, playas…) durante los días previos al festival, menos mal, porque durante el resto de días no tuvimos más que nubes, lluvia y algún que otro disgustito. Pensad que cuando Esther llegó creyó que le tomábamos el pelo con las fotos de playas soleadas y es que pareció que las nubes vinieran en su mismo avión desde Madrid. Pero bueno, no pensemos en lo malo, ojito al ambientazo festivalero, ya que el camping del festival estaba disponible durante 5 días, que ya se vivía en Playa América los días previos al PortAmérica.

PortAmérica en Nigrán

Me gustaría destacar una cosita que pocos, salvo los que viven en la zona, saben de Vigo ¡ponen tapas gratis con las cañas! Esto os parecerá una chorrada a los que sois del sur o incluso del norte, pero para una catalana como yo ¡es sorprendente y hasta emocionante! De hecho, en uno de los bares al que fuimos (justo al lado de la estación de Renfe) estuve tentada en decirle al camarero que se había equivocado de mesa, mirad la foto y me entenderéis perfectamente.

PortAmérica en Nigrán

El PortAmérica “Nuestro #FestivalIdeal”

Con la llegada de nuestra madrileña nos dirigimos al Hotel Vigo Plaza, el hotelito que los amigos de Trivago nos habían reservado en pleno centro de Vigo. Allí nos recibió un recepcionista monísimo, una habitación enorme con una ubicación inmejorable dentro de la ciudad,  al estar tan céntrico teníamos toda la oferta de ocio y gastronomía al lado. Deshicimos la maleta y tras una comida de 10 en el restaurante “A mordiscos” (totalmente recomendable) y el obligado paso por “chapa y pintura” para estar monísimas, que nunca se sabe con quién te vas a encontrar, y para el festival junto a todas las mariposas que nos revoloteaban en el estómago ¡vamos que éramos tantos que casi no cabemos todas en el Polito!

PortAmérica en Nigrán

1ª  Jornada – Grandes conciertos y “Golpes bajos” a Ferreiro

Todavía nerviositas y con un sol radiante, sí amigos, no llovió todos los días como muchos piensan, llegábamos al recinto tal que así…

PortAmérica en Vigo

Recogíamos las acreditaciones, cambiábamos el dinerito por Amaros (la moneda oficial del festival) y entrabamos de esta guisa al PortAmérica ¡felices no, lo siguiente!

PortAmérica en Nigrán

Comenzamos la jornada desde una de las zonas de relax preparadas en el recinto, a lo marquesas, disfrutando de la música de Carlos Méndez y Vega,  haciéndonos fotos y bebiendo Jäger con limón, siiii lo sé puede sonar raro, pero ¡es una maravilla! Probadlo y nos contáis.

PortAmérica en Nigrán

Con la llegada de Jayhawks nos unimos al mogollón y empezamos el desfase que nos llevaría después al fantástico concierto de Sidonie, ojo a las fotos que circulan por FB porque hay muchas que nos pillaron infragantis en primera fila J Tras el subidón cambiamos de escenario para el homenaje que nuestro querido Iván Ferreiro había preparado a Golpes Bajos. Pero para golpes los que recibió el gallego mientras desgranaba un show impecable rodeado de unos musicazos que nos dejaron con la boca abierta, a día de hoy sigo maravillada con las percusiones. El problema es que gran parte del público no entendía porque no tocaba temas propios, he llegado a la conclusión de que la comprensión lectora actual es prácticamente nula, porque no hay otra explicación al que no supieran lo que se anunció hasta la saciedad (aunque muchos sigan diciendo que no) que el concierto iban a ser sólo temas de Golpes Bajos.

PortAmérica en Nigrán

Escuchamos abucheos, comentarios impertinentes e insultos de las primeras filas desde el foso de los fotógrafos, vimos como algunos descerebrados sacaron pañuelos blancos (alguno debía pensar que había ido a una corrida de toros o algo así, igual se equivocaron de ciudad), pero lo peor era leer los tuits que se mostraban en la pantalla colocada en los laterales del escenario y que reproducían todo lo que se decía con el hashtag #PortAmerica. El resultado que prácticamente nadie disfrutó del concierto que nos estaban ofreciendo, algunos por desconsideración, otros por ignorancia y la tercera facción, porque aunque nos estaba gustando lo que escuchábamos nos resultaba imposible ignorar el mal trato que estaba recibiendo Ferreiro. ¡Iván no se merecía eso! Tras este despropósito llegaron Triangulo de amor bizarro pero la verdad es que ya no teníamos el cuerpo para fiestas y nos fuimos a dormir.

NOTA: Si queréis ver más fotos y saber más sobre los conciertos aquí os dejo la crónica que hemos colgado en el blog “Colectivo de raro propósito” de esta jornada del festival

2ª Jornada – Lo que la lluvia se llevó

La segunda jornada del PortAmérica, traía a Niños Mutantes, Calle 13, Vetusta Morla, Novedades Carminha… era el día grande del festival, en cuanto a música nacional se refiere, y las previsiones meteorológicas no pintaban muy bien. Durante toda la mañana llovió ¡y mucho!, nos acostumbramos a mirar la previsión cada 15 minutos y la cosa cada vez era peor, lo que al principio era previsión de lluvias se iba convirtiendo en previsión de tormenta eléctrica. Pero esto no nos quitó las ganas de acercarnos al recinto, con parada previa en el Decathlon para hacernos con unos bonitos chubasqueros de colores chillones que encontramos, no fuera a ser que nos perdiéramos entre tantas personitas.

Ya en el recinto el festival arrancaba con Mitu y Systema Solar, nosotras los veíamos desde la carpa de la cocina mientras nos poníamos las botas con los pinchos creados especialmente para los asistentes ¡pero qué delicia! Durante toda la actuación seguíamos mirando al cielo cada 2×3 y consultando las previsiones cada medio segundo aproximadamente (aquí se ha notado mi descendencia andaluza ¿verdad? jajaj) y justo cuando tenía que empezar la actuación de Nikki Hill los rumores se disparaban, no vendían más Amaros porque se iban a cancelar los conciertos y efectivamente, abrí Facebook y ahí estaba el comunicado “Se cancelaba la jornada por el riesgo de tormenta eléctrica”. Muchos han criticado que no se anunciara la cancelación por megafonía, pero está claro que el riesgo de encender de nuevo la electricidad no lo hizo posible y fueron los organizadores quienes informaron EN PERSONA a los asistentes, concretamente a nosotras fue Cristina (responsable de prensa de Esmerarte), descompuesta por lo duro que era perder un año entero de trabajo de esa manera, quien nos explicó que los bomberos y protección civil habían recomendado cancelar por la seguridad de los asistentes, ya que se avecinaba una tormenta eléctrica.

Mirad una foto de las nubes que se nos acercaban y juzgad vosotros mismos.

PortAmérica en Nigrán

Obviamente, nosotras decidimos ahogar nuestras penas en la noche Viguesa y nos recorrimos prácticamente todos los garitos del centro porque si algo le sobra a Vigo son locales con buena música. Eso sí, previamente hicimos una parada en el hotel, digo esto porque los recepcionistas volvieron a demostrar su simpatía dejando que subieran algunos compis de festival que no estaban alojados en nuestra habitación. De esta forma pudimos cenar la maravillosa empanada que teníamos preparada para la noche, todos juntos. Aquí os dejo la prueba.

PortAmérica en Nigrán

3ª Jornada – Cantando y bailando bajo la lluvia

Tras el asombroso acondicionamiento que la organización del festival consiguió en pocas horas pudimos disfrutar de la tercera jornada del festival. Un día en el que nos recibían nubecitas, pero no llovía.

PortAmérica en Nigrán

Gracias a este permiso de la lluvía acabamos perdiendo montones de ropa y la dignidad bailando/cantando en el concierto de Full, parecía que íbamos a recobrar la compostura rockandrolleando con The Sonics, pero llegaron los León Benavente y la liaron parda. Aprovecho para hacer un llamamiento, si alguien encuentra una voz perdida por Nigrán es la mía, creo que la vi salir disparada cuando gritaba a pleno pulmón “Abajo el rey Ricardo” desde la primera fila del concierto. Pero la lluvía no perdona y a mitad del genial concierto que se estaban marcando los Calexico volvió a llover, bueno… más bien a diluviar, y lo siguió haciendo durante toda la actuación de Nada Surf. Nosotras nos lo tomamos como una invitación a cantar bajo la lluvia a lo Gene Kelly y aguantamos estoicas, pero cuando te mojas hasta el alma empiezas a buscar una carpa en la que refugiarte, así que vimos poquito de los americanos ¡una pena!

Por suerte, el tiempo fue clemente con mis paisanos Love of Lesbian, nos os puedo explicar con palabras lo mucho que disfruté su nuevo show “El poder de la tijera”. Las tres chicas del Colectivo que nos encontramos en el PortAmérica dimos rienda suelta a toda nuestra energía y decidimos matar las frustraciones por la lluvia del día anterior y la de esa misma noche saltando, cantando y bailando como si no hubiera mañana. Después, tras unas canciones del Columpio asesino, caladas hasta los huesos,  exhaustas y eufóricas dábamos por concluida nuestra estancia en el PortAmérica.

PortAmérica en Nigrán

NOTA: Si queréis ver más fotos y saber más sobre los conciertos aquí os dejo la crónica que hemos colgado en el blog “Colectivo de raro propósito”

Los días posteriores al Festival “Galicia es bonita hasta cuando te pierdes”

El festival acabó, abandonamos el hotel y dejé a Esther en el aeropuerto pero todavía me quedaban unos días más para disfrutar de Galicia y de Polito, de hecho Polito fue del último que me despedí ya que me separé de él en el mismo aeropuerto

Visité, junto a Penélope, Santa María de Oia, A Guarda y Valença do Minho, aquí os dejo algunas fotillos para que veáis que merece la pena ir J Así, entre visita y visita, llegó el momento de dirigirse al aeropuerto, abandonar a Polito y volver a Barcelona tras más de 11 días de pendoneo y pajareo a lo bestia. Fue entonces cuando llegó la anécdota, ¡me perdí!, no tardé mucho en encontrarme y la zona era muy bonita (ver foto) por eso lo cuento, pero por un momento me vi sin gasolina en un sitio perdido donde sólo me crucé con una oveja, a la que tuve que ceder el paso, y sin cobertura, cosas de esas que sólo me pasan a mi jijiji

PortAmérica en Nigrán

Finalmente, me encontré, dije adiós a Polito y me dirigí al aeropuerto con toda la pena del mundo y recordando, un año más, porque “morriña” es una palabra gallega ¡cómo voy a echar de menos estas tierras!

PortAmérica en Nigrán

Nos vemos en el PortAmérica 2015, llueva, truene o lo que sea.

Escrito por: Lucía @ARasDSuelo #SomosColectivo

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
PortAmérica, bailando bajo la lluvia, 5.0 out of 5 based on 2 ratings