Belgrado

 

La antigua capital de Yugoslavia se abre al mundo y tiene mucho que ofrecer a los turistas. Belgrado deja atrás el recuerdo de la guerra y atrae con sus barrios antiguos, los puentes que atraviesan los dos ríos Sava y Danubio, museos, sorprendentes monumentos, colinas, bonitos edificios… Hoy, desde Sixt, queremos proponerle un viaje por la capital de Serbia. Reserve su coche en cualquiera de las cuatro oficinas de la ciudad y disfrute de su visita. Aquí le dejamos algunas de las paradas imprescindibles.

Templo de San Sava

Se trata de la iglesia ortodoxa más grande de Europa y una de las más grandes del mundo. Su construcción se aprobó antes de la Primera Guerra Mundial, aunque las obras tuvieron que ser aplazadas tras las múltiples guerras sufridas en la ciudad. Aunque todavía se trabaja en el edificio, el templo impresiona sobremanera: fachada de mármol y granito blanco y con forma de cruz griega con un domo de 70 metros de alto. Además, resalta una cruz de oro de 12 metros de alto que sobresale entre otros 18 cruces. Su ubicación, sobre la meseta Vracar, ofrece unas inmejorables vistas de la ciudad.

Fortaleza de Belgrado-Kalemegdan

Es el complejo histórico-cultural más importante de la ciudad. Durante los siglos II y XVIII se construyó la fortaleza que daba acceso a la ciudadela y que servía como estructura defensiva. Ahora, es un museo de la amplia historia de Belgrado, con la Torre del Reloj, el Museo Militar o la galería del museo de Historia Natural. En nuestro recorrido podemos encontrar puertas medievales, iglesias ortodoxas, tumbas musulmanes y baños turcos. Sin duda, un claro ejemplo de las muchas civilizaciones que habitaron la zona. Además, completa este complejo el parque más grande de la ciudad, un lugar idóneo para pasear y descansar.

Iglesia de San Marcos

Construida entre 1931 y 1940, fue diseñada con estilo serbio-bizantino. La sección sur contiene el sarcófago con los huesos del serbio Dusan emperador. Además, alberga una de las más ricas colecciones de iconos serbio desde el siglo XVIII. Su visión exterior no le defraudará.

Stari Grad

La zona más antigua de la ciudad es uno lugar idóneo para pasear. Además, aquí podemos visitar el Museo Nacional de Belgrado, que alberga las mejores obras del país y un gran conjunto de restos arqueológicos; el Palacio de la Princesa Ljubice, de estilo balcánico; y el Museo Etnográfico.

Kneza Mihaila

Esta zona, en el centro de la ciudad, alberga toda la actividad cultura y comercial de Belgrado. Si lo que queremos es pasear, relajarnos, comer o tomar un café, este es nuestro lugar.

Ada Ciganlija

Se trata de una isla fluvial, en la que hace algunos años solo había una arboleda espesa, que ha sido convertida artificialmente en una península alargada, situándola en la orilla del río Sava. Actividades deportivas, comer en algún restaurante, pasear o disfrutar como si en una playa estuviéramos, siempre que sea verano, claro, son algunas de las opciones en Ada Ciganlija. ¿Quién dijo que en Belgrado no había playa?  Y a sólo cuatro kilómetros del centro.

Vida nocturna en Belgrado

El ritmo de la noche en Belgrado le ha valido el sobrenombre de la Barcelona de los Valcanes o del Este. La diversión la encontraremos en clubes flotantes (splavovi) a orillas de los ríos Sava y Danubio y se alargará toda la noche con cualquier estilo musical que busquemos.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Recorra Belgrado con Sixt, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Términos de búsqueda: