Palacio_de_Cultura_y_Ciencia_Varsovia

Palacio de Cultura

Viajar a Varsovia, capital de Polonia, es hacerlo a una ciudad donde todavía hoy los recuerdos de la Segunda Guerra Mundial quedan patentes en sus calles y edificios. Historia viva de Europa. No obstante, la ciudad cuenta con otros muchos atractivos turísticos que hacen que merezca la pena visitarla. Situada en una llanura a orillas del río Vístula, que divide a la ciudad en dos, cuenta con casi dos millones de habitantes. Aquí le dejamos algunos de los lugares más interesantes para su visita. Y recuerde, puede moverse más fácilmente por la ciudad a bordo de su coche Sixt. Concretamente, la ciudad cuenta con tres oficinas.

Stare Miasto, Ciudad Vieja.

Stare Miasto es el nombre que se le da al casco viejo de la ciudad, construido a finales del siglo XIII alrededor del actual Castillo Real y rodeado por murallas. Durante la Segunda Guerra Mundial la Ciudad Vieja fue destruida casi en su totalidad, por lo que tuvo que ser reconstruida. Y se hizo restaurando hasta el más mínimo detalle, aunque respetando los nuevos tiempos. Esto le valió la declaración de Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Lugar perfecto para pasear que nos da la opción de descansar en sus numerosas galerías, cafeterías y restaurantes.

Nowe Miasto, Ciudad Nueva.

Se trata de unas de las zonas más populares de la ciudad. Su desarrolló se dio a finales del siglo XIV entre la zona vieja y el pueblo de Zakroczym. Curiosamente, fue un municipio independiente hasta el siglo XVIII. Una de sus vías más conocidas es la calle Freta, que comienza en la Barbacana, antigua muralla que protegía la Ciudad Vieja. Paseando por ella, podemos encontrarnos, además de algunas tiendas y restaurantes, la iglesia de San Jacinto o la de Nuestra Señora la Reina de la Cruz Polaca. Además, en el número 16, se encuentra la casa natal de Marie Curie. De manera perpendicular se encuentra la calle Dluga. Si la recorremos hasta el final llegaremos a la plaza Krasinskich, donde está el Monumento a los Héroes del Levantamiento de Varsovia.

Palacio de Cultura

Construido entre 1952 y 1955, y gracias a sus 231 metros, fue durante un tiempo uno de los edificios más altos de Europa. Durante una época fue considerado por los polacos como símbolo de la denominación de la URSS (a pesar de que según Stalin fue un regalo del pueblo soviético a Polonia). Con todo, no puede discutirse que a día de hoy es uno de los principales símbolos de la ciudad. En la planta 30 encontrará un mirador que le dará una de las mejores vistas de la ciudad, sino la mejor. El edificio alberga oficinas, un auditorio, un cine, un teatro y una pista de patinaje sobre hielo.

Barrio de Praga

Durante nuestro paseo por esta zona viajaremos al pasado, ya que podremos ver algunos edificios aún conservados de antes de la Segunda Guerra Mundial. Eso sí, no todos se encuentran en muy buen estado.

Museos

La ciudad cuenta con dos grandes museos: el Museo-Prisión Pawiak, una vieja prisión construida sobre 1830 por mandatos de los zares que, años después, se convertiría en el lugar en el que morirían cientos de miles de detenidos por el régimen nazi; y el Museo Nacional, donde pueden contemplarse obras de todos los tiempos. Destacan, entre otras, la obra “La Batalla de Grunwald”, de Jan Matejko, que conmemora la victoria polaca contra los caballeros teutónicos en 1410, y una fantástica colección de arte egipcio.

La Varsovia judía

Antes de la guerra, el 30% de la población era judía, por lo que actualmente el gueto judío es uno de los lugares con más historia de la ciudad. No en vano, el de Varsovia, fue el gueto más grande de Europa. Aunque la zona fue enormemente castigada por las bombas, siguen quedando muchos lugares relacionados con la cultura judía: la Sinagoga Nozykow, la calle Prózna, kirkut, cementerio judío o el Teatro Judío. Además, existen lugares conmemorativos como el Monumento a los Héroes del Gueto o un fragmento del muro del gueto en la calle Sienna.

Parque Lazienkowski

Se trata de un espléndido parque con un conjunto de palacios del siglo XVIII que fue construido en 1624 para el rey Segismundo III Vasa. Actualmente, alberga el Monumento de Chopin y cada año acoge el Festival de Chopin. En él, podremos visitar el Palacio Myslewicki, el Invernadero Antiguo, en el que se cultivaban plantas tropicales o la Casa Grande, construida inicialmente para la cocina del Palacio del Lago y vivienda de servidumbre.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Recorra Varsovia con Sixt, 5.0 out of 5 based on 1 rating