Para algunos, el invierno es la época del año menos indicada para realizar actividades al aire libre, ya que para qué salir a la calle a pasar frío si podemos quedarnos en la cama o en el sofá calentitos. Además de soñar con quedarse en casa el mayor tiempo posible, algunos incluso desean tener un robot que les ayude con las tareas de la casa –por supuesto, un robot más sofisticado que un Roomba–, que les dé de comer, que vaya a hacer la compra, que arregle el coche, que le dé un masaje en los pies… La verdad es que incluso podríamos imaginarnos a varios de ellos sentados en el sofá a lo Homer Simpson, viendo la tele y diciendo: “Robot dame una rosquilla” o “Robot tráeme una cerveza”.

The Robot Museum no solo es un espacio de la capital dedicado a los robots de entretenimiento, es un centro ideal para pequeños y mayores, ya que de una manera didáctica –solo se puede acceder al museo mediante visita guiada– nos introduce en el mundo de la robótica y nos presenta algunos de los robots más influyentes de la rama, desde el humanoide NAO hasta Emros, el robot autónomo más pequeño del mundo. Todavía queda mucho para que nos encontremos a un Bender –el robot alcohólico de Futurama– caminando por la calle, pero este museo nos muestra un adelanto de cómo podría ser nuestro, no tan lejano, futuro.

The Robot Museum en Madrid

Fuente de imagen: madridfree.com

“Hace mucho tiempo en una galaxia muy muy lejana”

Hoy en día tenemos robots que fabrican todo tipo de productos para la industria automovilística, farmacéutica y química. Los robots también realizan toda clase de actividades que actualmente el ser humano no puede hacer, las misiones espaciales a Marte son un claro ejemplo. Para alegría de muchos, dentro de poco incluso tendremos coches autónomos, pero de momento los robots más carismáticos provienen del mundo de la ficción. R2D2 y C3PO son dos de ellos y el Museo del Robot de Madrid tiene una réplica de los dos en tamaño real. ¿Quién no ha soñado con tener un R2D2 o un C3PO en casa? Estos robots de Star Wars son los más simpáticos de la historia del cine, y además muy útiles. Bueno, R2D2 más que C3PO, pero a ver quién entiende a R2D2 sin que C3PO lo traduzca.

Este museo de la capital tiene la mayor colección de robots de Europa y, entre ellos, destacan los Lego Mindstorms, los PLEO –robots dinosaurios que reaccionan a los estímulos externos– y los perros robóticos Sony Aibo. Todos estos robots son domésticos e ideales para los niños, así que si lo desea puede acercarse con su familia, que ya tendrán tiempo de descubrir la parte oscura de la robótica cuando sean mayores. Si decide visitar el museo, disfrute de la visita, ya que –que nosotros sepamos– los empleados del museo no son replicantes al estilo Blade Runner, pero si resulta que son unos T-1000 –el androide cambiante de Terminator 2-, no espere a que venga Arnold Schwarzenegger a salvarle, simplemente corra.

Ha llegado la hora de divertirse en Madrid y disfrutar de los días invernales de una manera original y diferente.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)
The Robot Museum, el museo más divertido de Madrid, 5.0 out of 5 based on 3 ratings