La Ruta de los Castillos se ha convertido en una de las más tradicionales y populares del país germano. Y no es para menos. Desde Mannheim hasta Nuremberg (la ruta llega hasta Praga y cuenta en total con casi 1.200 kilómetros) con más de 70 castillos, palacios y fortalezas de por medio, y atravesando paisajes inigualables, el viajero se sentirá inmerso en plena Edad Media. Desde aquí queremos mostrarle algunos de los castillos y fortalezas más impresionantes que se encuentran a lo largo del camino. Recuerde que puede disponer de su vehículo Sixt por todo el país alemán.

castillo en alemania

Castillo Neuschwanstein

Es uno de los más famosos castillos de Alemania y de los más visitados. No en vano, recibe más de 1,4 millones de visitas al año. Fue mandado a construir en el siglo XIX por el rey Luis II de Baviera para alejarse así de la vida pública. Actualmente, todavía conserva una cocina medieval original. Está situado en el estado de Baviera. Podrá desplazarse hasta allí desde cualquier de las más de veinte oficinas Sixt en Múnich. Como curiosidad le diremos que este castillo inspiró a Walt Disney para crear el de la Bella Durmiente.

Castillo de Schwerin

Ubicado en la ciudad con el mismo nombre, este castillo es hoy sede del Parlamento de Mecklemburgo-Pomerania Occidental, siendo tiempo atrás residencia de duques. Este edificio ha sufrido una evolución a lo largo de los años, ya que empezó siendo una fortificación, para convertirse después en un castillo en el siglo XIV. Años después, al suprimirse todos los elementos defensivos y sustituirlos por ornamentos, el castillo de Schwerin se convirtió en un auténtico palacio.  En esta misma ciudad podrá alquilar su coche Sixt.

Castillo Burghausen

Ubicado en una colina en Burghausen, cerca de la frontera con Austria, este castillo es el más largo de Europa, con 1.043 metros. Originariamente, era una fortaleza gótica que fue construida a finales del siglo XV como respuesta a las amenazas del asedio turco. En su recorrido debe visitar las torres de las brujas y de la tortura o los antiguos apartamentos ducales. Es el escenario propio de un cuento de hadas.

Castillo de Eltz

Está ubicado en las colinas del río Mosela, sobre una roca de 70 metros de altura. Como curiosidad, hay que destacar que el castillo continúa en manos de una rama de la misma familia que vivía allí en el siglo XII; eso sí, 33 generaciones después. Cuenta con más de 80 habitaciones que se elevan en ocho torres de hasta diez pisos de altura.

Castillo Hohenzollern

Alquile su coche en Stuttgart y a 50 kilómetros podrá disfrutar de las vistas del castillo Hohenzollern, situado en una cumbre de 855 metros. La edificación está vinculada a la dinastía Hohenzollern, que gobernó Prusia y Brandemburgo hasta principios del siglo XX. Actualmente lo que puede verse es una reconstrucción homenaje a la dinastía y funciona como un museo.

Castillo Mespelbrunn

Muy cerca de Frankfurt, donde podrá recoger su coche Sixt, se ubica este castillo que nos encantará no solo por sí mismo sino también por el paisaje que lo rodea. Levantado sobre un lago, es uno de los pocos que ha logrado conservar su estado original. Uno de sus elementos más significativos es la torre cilíndrica, del siglo XV.

Castillo de Marksbug

Está situado en la ciudad de Braubach y es el único castillo medieval del Rin Medio que nunca fue destruido. Nunca fue utilizado como residencia real, sino como lugar de protección. Reconocido como Patrimonio de la Humanidad, desde 1990 se destinan subvenciones para el cuidado y la conservación del castillo.

Castillo Hohenschwangau

Traducido como el castillo del Gran Condado del Cisne, fue la residencia de infancia del Rey Luis II de Baviera. Está situado en la localidad de Schwangau, cerca de la frontera con Austria. Es un castillo neogótico datado en el siglo XII.

Castillo de Löwenburg

Aunque parece un castillo medieval, realmente fue construido por orden del Landgrave Guillermo IX de Hessen Kassel entre los años 1793 y 1801. Es uno de los principales edificio neo-góticos de Alemania. Es el elemento central del parque de Wilhelmshöhe, que fue transformado en un jardín modelado según diseño inglés. Está ubicado en Kassel, donde podrá alquilar su coche Sixt.

Ruinas del Castillo Heidelberg

Emplazado sobre una terraza saliente del monte Königsstuhl se encuentran las ruinas del Castillo de Heidelberg, una edificación que data del siglo XIX y que es el mejor testimonio del romanticismo alemán. Aún en ruinas, es considerado el Castillo más grandioso de toda Alemania y un vivo ejemplo de la arquitectura del renacimiento.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Un viaje al pasado por la Ruta de los Castillos en Alemania, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: