El sábado 24 de mayo el corazón de Madrid latirá en Lisboa. Sus dos principales equipos de fútbol, Real Madrid y Atlético de Madrid, disputarán una final tan esperada como inédita. Jamás dos equipos de una misma ciudad se han enfrentado en una final de Champions League. Cristiano Ronaldo es duda y Diego Costa también, pero usted no puede faltar. Si es un hincha fiel y ya tiene las entradas y el hotel (en estos momentos todas las plazas de hotel de Lisboa y alrededores están ocupadas), en Sixt queremos recomendarle cómo viajar de la mejor manera hasta Lisboa y qué hacer durante las horas previas al partido.

La ruta hacia la final

Real Madrid y Atlético lo tuvieron muy difícil para llegar a Lisboa. Rivales duros y campos adversos, que han dejado jugadores amonestados y físicamente tocados. Pero usted lo tendrá mucho más fácil para llegar a la ansiada final. Para empezar, recoja su coche en cualquiera de nuestras oficinas en Madrid. Qué mejor que compartir un coche con tres amigos e ir palpitando la final kilómetro a kilómetro. En total, 628 kilómetros separan la capital española de la portuguesa. Lo ideal es coger la A-5, carretera de Extremadura, hasta la frontera con Portugal. Allí, coja la A-6 durante 158 kilómetros hasta la salida A-2, donde cogerá la dirección Lisboa. En poco más de 50 kilómetros estará en la que, este fin de semana, será la capital del fútbol europeo.

 Final de la Champions en Lisboa

Paradas técnicas en la carretera

En Sixt le recomendamos realizar por lo menos tres paradas, una cada dos horas, lo habitual cuando se trata de viajes de casi 6 horas de duración. No es bueno llegar cansado. Después del partido, y aunque no tenga que correr en el campo, seguro que termina agotado de tanta tensión. Por eso, le recomendamos aprovechar los sitios que hay a lo largo del camino para que su parada sea más agradable que simplemente bajarse a tomar un café en una gasolinera aislada de todo. En el tramo español, podrá detenerse en Trujillo o Mérida, dos bellísimas ciudades que merecen y mucho la pena. Ya en territorio portugués, le recomendamos detenerse en Évora, una ciudad que está considerada de las más antiguas de Europa y se la conoce como ciudad museo por su legado románico.

Recorra Lisboa en unas horas

En Sixt le recomendamos viajar durante el vienes. De esta forma, el sábado, día de la final, podrá tener unas horas para pasear por Lisboa y esperar el partido disfrutando de una ciudad llena de encanto. Recorra las calles empedradas de Alfama y haga unas buenas fotos de la ciudad desde el Mirador de Santa Lucía. Una visita al Castillo de San Jorge tampoco está de mas. Y, por supuesto, comer bacalao en algunos de los restaurantes del Barrio Alto es la mejor forma de celebrar un día histórico. Visita rápida al barrio bohemio de Chiado y a la Plaza de Comercio. Y a ver el partido.

Antes de la final

El Estadio da Luz, donde se jugará la final, está ubicado en el barrio de Benfica. Si llega con tiempo, puede tomarse una cerveza en el Restaurante A Catedral, en el propio estadio, o pasear por el Centro Comercial Colombo del barrio de Benfica, sobre todo si está muy nervioso y necesita distraerse para que pasen los minutos.

Tras el partido

Una vez que termine el partido, si su equipo ha ganado le recomendamos celebrarlo a lo grande yendo a la discoteca Lux, la más famosa de la ciudad, ubicada frente a la estación de Santa Apolonia. Y si tiene la desgracia de ver cómo su equipo pierde la final, le recomendamos pasar el mal trago con una copa de vino y viendo un concierto íntimo de fado en Adega do Machado, o en cualquiera de los garitos del Barrio Alto que ofrecen esta música, la ideal para este tipo de momentos.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Viaje a la final de la Champions con Sixt, 5.0 out of 5 based on 1 rating