Cuando hablamos de Cambridge, lo primero que nos viene a la mente es su famosa Universidad. Sin embargo, esta ciudad inglesa es mucho más que eso. A sus numerosos edificios se suma la gran historia que tiene la ciudad, sus zonas verdes, sus paseos por el río o sus calles que nos trasladan al medievo. Hoy, desde Sixt, vamos a proponerle una visita por esta mítica ciudad, a menos de 100 kilómetros de Londres. Alquile su coche en la oficina que Sixt tiene en Cambridge y disfrute de su visita.

Cambridge

Universidad de Cambridge

Como no podía ser de otra manera, comenzamos nuestra visita por la histórica y bien conocida Universidad. No en vano, es una de las más famosas del mundo y la segunda más antigua, y entre sus ex alumnos cuenta con un buen número de ilustres personalidades: políticos, académicos, científicos… Hay que aclarar que la Universidad de Cambridge no está formada por un solo edificio, sino que se reparte en diversos colleges a lo largo de toda la ciudad (algunos de ellos datan del siglo XIII). Algunos de sus edificios más conocidos y visitados son el King’s College, fundado por el rey Enrique VI y cuya capilla es uno de los símbolos del gótico inglés más reconocido. Es recomendable no perderse una actuación en directo de su coro: el Christ’s College, el más grande de los que conforman la universidad y cuyo salón comedor se hizo más conocido si cabe con las películas de Harry Potter; o el St. John’s College, donde en uno de sus patios se puede encontrar una réplica del puente de los suspiros de Venecia.

Museo Fitzwilliam

Se trata de unas de las galerías más importantes de toda Inglaterra, gracias a las obras de arte y antigüedades que alberga. Por eso, recibe más de 300.000 visitas al año. Fue el vizconde Fitzwilliam quien, en 1816, legó su colección de arte y su biblioteca personal, así como dinero, para la construcción del museo. Ahora, gracias a su variedad colección, que se agrupa en antigüedades, pinturas (de Simone Martini, Tiziano, Rubens, entre otros), dibujos, grabados, artes decorativas, manuscritos y libros, y monedas y medallas, fue catalogado en 1989 por el director de la National Gallery de Washington como el mejor pequeño museo de Europa. Además, la entrada es gratuita.

Round Church

Esta iglesia, con una atípica forma, fue construida alrededor del año 1130. Inspirada en el Santo Sepulcro de Jerusalén, su forma circular la hace exclusiva y casi única. De hecho, son muy pocas las iglesias con esta estructura en Reino Unido, solo cuatro.

El Cambridge Market

Comida, ropa, complementos, souvenirs… muchos son los artículos que se pueden adquirir en otra de las señas de identidad de la ciudad, el Cambridge Market, abierto seis días a la semana. Además, los domingos se suman puestos de artesanía e, incluso, el llamado Farmer’s Market, el mercado de agricultores donde todos los productos son frescos y caseros.

Río Cam

Solo pasear por sus alrededores ya merece la pena. Además, se puede dar un paseo en barca de lo más agradable. Siéntase como un vecino más de Cambridge practicando punting a bordo de las tradicionales punts, esas barcas de madera que necesitan de un largo palo para avanzar.

Corpus Clock

Puede terminar su visita en el Corpus Clock, que fue inaugurado en 2008 por Stephen Hawking. John Tylor ideó este reloj completamente mecánico que se basa en el escape del saltamontes, sistema inventado en 1720 por el famoso relojero John Harryson. De ahí que el reloj tenga encima un enorme saltamontes. Le sorprenderá comprobar que solo da la hora correcta cada cinco minutos, pues entre ese intervalo de tiempo el péndulo va más rápido o despacio, como queriendo representar la irregularidad de la vida.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Visite Cambridge con Sixt, 5.0 out of 5 based on 1 rating