La tierra de William Wallace será noticia durante todo el año. ¿El motivo? Un referéndum para saber si sus habitantes quieren seguir perteneciendo al Reino Unido. Más allá del resultado, Escocia no admite dos opiniones en cuanto a su gran belleza y su atractivo turístico. En Sixt le invitamos a recorrer en coche este hermoso y místico rincón de las islas británicas. Recuerde que dispone de un buen número de oficinas Sixt, repartidas estratégicamente por toda la geografía escocesa, ya sea en las principales ciudades –Edimburgo o Glasgow– como en los puntos cercanos a las Highlands y al Lago Ness.

lago ness

Edimburgo

Es una de las ciudades más bonitas del Reino Unido y, probablemente, de toda Europa. Sus dimensiones permiten recorrerla en un fin de semana pero, eso sí, hay que saber bien qué mirar. Tras recoger su coche en nuestra oficina de la capital escocesa, lo ideal es recorrer las céntricas calles de Royal Mile o Princess Street. Después, una visita con tiempo al soberbio Castillo de Edimburgo, uno de los puntos más emblemáticos de Edimburgo. La Royal Scottish Academy o la National Gallery of Scotland merecen la pena si usted quiere empaparse de arte.

También le recomendamos una visita a la Catedral de St Gilles y Calton Hill, para admirar la belleza de la ciudad con perspectiva. Aunque si usted busca inmortalizar la ciudad con una fotografía panorámica, lo mejor es alejarse del centro y subir hasta Andrew´s seat, la colina de origen volcánico desde donde se ve Edimburgo en toda su dimensión. Y si es un amante de las artes escénicas, visite la ciudad durante el Festival Fringe de Edimburgo, que se celebra durante tres semanas entre los meses de julio y agosto.

Al salir de Edimburgo deténgase en St. Andrews, una pequeña y hermosa ciudad en la que se filmó “Carros de Fuego”. Su catedral es magnífica.

Otra parada obligatoria es Stirling, con su espectacular casco antiguo y medieval. Aquí puede ver el monumento a William Wallace, además de dejarse impresionar por el castillo y su Torre del Príncipe, una maravilla que data de 1594.

Glasgow

La hermana “fea” de Edimburgo no goza de tanta fama. Mucha gente ve su carácter industrial como un elemento negativo y la deja fuera del circuito turístico. Sin embargo, en Sixt le animamos a que conozca esta apasionante ciudad, la más poblada del país. El Glasgow Science Center es un espectacular centro, lleno de exposiciones sobre ciencia y tecnología. La cultura bulle en las calles de Glasgow. Compruébelo en la Gallery of Modern Art, en la Burrel Collection o en el Museo San Mungo. Por su parte, los pubs son ineludibles. Aquí se puede disfrutar de la mejor cerveza y de bandas en directo.

Aberdeen y la Ruta de los Castillos

Ubicada al noreste, Aberdeen merece la pena, especialmente por el entorno que rodea a la ciudad, ya sea la costa de Banffshire o el Parque Nacional de Cairngorns. Pero si por algo es conocida esta región es por su más que recomendable Ruta de los Castillos: hasta 17 monumentales recintos en un camino que rebosa historia, con algunos castillos en estado ruinoso pero que conservan su magia de siglos pasados.

Por su parte, los más aventureros pueden disfrutar de los 200 kilómetros de la costa de Banffshire, donde podrán practicar senderismo, kayak en mar abierto o esquí acuático.

Single malt

Una visita a Escocia debe incluir un paseo por sus espectaculares destilerías. El whisky es motivo de orgullo nacional y en Speyside, la denominación de origen de la región de Strathspey, es el mejor lugar para comprobarlo. Cerca de los ríos Spey en Moray y Badenoch, también al noreste de Escocia, se concentra la mayor cantidad de destilerías del mundo. Un buen momento para dejar bien aparcado el coche, reservar una noche en uno de los bed and breakfast locales, y darse un homenaje con el auténtico single malt.

Highlands y el Lago Ness

Otra opción para el viajero que tiene menos tiempo es poner rumbo hacia las tierras altas (highlands en inglés) directamente desde Edimburgo. Lo mejor es coger la carretera que va hacia Stirling y desde allí ir directamente hacia Dunkeld, pasar por Dalwhinnie y seguir hacia los lagos Laggan y Ness. Si allí no consigue ver al monstruo del Lago Ness, conocido amistosamente como Nessie, el paisaje no le defraudará. El maltrecho castillo de Urquhart, con el lago al fondo, es una de las postales más célebres de esta maravillosa región.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Visite Escocia con Sixt, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: