Todo comenzó con un gran engaño. Erik el Rojo, legendario vikingo de fuerte temperamento, llegó a esta tierra tras ser expulsado de la península escandinava.  Para convencer a sus compatriotas de que le acompañasen, les aseguró que se trataba de un paraje verde y apacible. Grøn significa verde en la lengua escandinava de Erik el Rojo. Nada más lejos de la realidad.

groenlandia

Groenlandia es una tierra imponente, pero de verde tiene poco. Si usted lleva dentro un auténtico aventurero, esta maravillosa isla, repleta de paisajes glaciales, le espera. Nosotros en Sixt, a diferencia de Erik, le vamos a contar la verdad. A continuación, descubra lo mucho que tiene para ofrecer Groenlandia.

Hielo

El 80% de la superficie de Groenlandia está cubierta de hielo, pero no hay por qué preocuparse: el 20% restante es tan grande como todo el territorio de Japón. Hay mucha Groenlandia para recorrer. Lo mejor es llegar al aeropuerto de Nuuk, la capital, y coger uno de nuestros coches. Con su vehículo podrá recorrer las ciudades y poblaciones que se encuentran en la parte libre de hielo, en la costa oeste. Dadas las características tan especiales de esta imponente isla (la segunda más grande del mundo tras Australia) solo dos ciudades están conectadas por carreteras pavimentadas: Ivittuut y Kangilinnguit. Para recorrer el resto de la isla hay que utilizar trineos o motos de nieve. La diversión y la aventura, están aseguradas.

Nuuk

Para la estadística, Nuuk es la capital más septentrional del mundo y una de las más deshabitadas del planeta, con sus escasos 15.500 habitantes. Para el turismo, Nuuk es la parada obligatoria. Centro cultural y económico de Groenlandia, está ubicada a 10 kilómetros de la costa del Mar de Labrador, en el sudoeste de la isla y a casi 250 kilómetros del Círculo Polar Ártico.

Qassiarsuk 

Si quiere conocer un típico poblado de la isla, visite Qassiarsuk. En sus casas, pintadas de colores y distribuidas de forma improvisada y sin un orden geométrico aparente, viven los inuit. Son pescadores y utilizan los colores para pintar sus casas para contrarrestar el blanco de la nieve y el negro oscuro de las noches, una constante en el invierno polar. Aquí fue donde Erik el Rojo construyó el primer asentamiento europeo. Todavía hoy se pueden ver restos de aquellas construcciones.

Y si le gusta conocer más del pasado vikingo de la isla, desde Qassiarsuk, puede caminar durante tres horas a través de un sendero hasta llegar al pueblo vikingo de Igaliku. Tal vez, la aldea más bonita y llamativa de toda Groenlandia. Aquí se construyó la primera iglesia cristiana de la isla. Si es un amante de la historia, visite el museo instalado en la propia iglesia. Durante el sendero, también podrá admirar grandes icebergs que quedan descolgados del resto.

Narsaq y Tasermiut

Otro paseo obligado es el que lleva hasta Narsaq, otra de las poblaciones del sur de Groenlandia. Hay que coger una zódiac, el viaje merece la pena. Adentrarse en la naturaleza más salvaje, con muros de piedra encajonando el agua del fiordo, le hará sentir todo un explorador. Aquí se encontrará con icebergs, cascadas y enormes plataformas flotantes que se desprenden durante la primavera. Asegúrese de tener la cámara de fotos con batería.

Pero si quiere admirar la naturaleza en toda su dimensión, le recomendamos visitar Tasermiut, de los fiordos más hermosos del sur de la isla, rodeado de torres de roca negra y paredes verticales que invitan a la escalada.

Otro magnífico plan es visitar la isla de Uunartoq y darse un baño en sus aguas termales, con los icebergs como telón de fondo. Este increíble paraje está habitado por una sola familia de inuits. En su cabaña, y previo aviso o visita con empresas de turismo locales, esta familia le agasajará con una cena.

Gastronomía

Por su remota ubicación y estrecho vínculo con el mar, la gastronomía de Groenlandia tiene como principal plato el pescado. Pruebe el halibut y los mejillones. Y si quiere disfrutar de la carne de la zona, el buey almizclero tiene su punto.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Visite Groenlandia con Sixt, 5.0 out of 5 based on 1 rating