Irlanda es país de contrastes. De sorprendentes y verdes paisajes, de idílicas zonas rurales y bulliciosas urbes repletas siempre de gente… De diversión, de la más que conocida cerveza negra y cuna de literatos… Y de impresionantes ciudades y monumentos. El país de la Guinness y de James Joyce es una parada obligatoria en el continente europeo. Y moverse por el país es muy fácil con Sixt. Cuatro oficinas para coger el coche donde quiera y lanzarse a recorrer las verdes praderas irlandesas con las vistas de sus imponentes acantilados.

irlanda

Dublín

La capital irlandesa está llena de lugares donde perderse y dejarse llevar por la tradición celta: desde sus calles, hasta sus monumentos y sus gentes. En su parada en la ciudad no puede perderse lugares tan emblemáticos como el castillo, la catedral o el Trinity College, donde podrá visitar la antigua biblioteca y el famoso Book of Kell, además de sus parques. Déjese arrastrar por el bullicio de sus calles principales, como Grafton Street u O’Connel Street, donde se encontrará con el Spire, uno de los símbolos más emblemáticos de la ciudad. Otra parada obligatoria es la fábrica de Guinness, donde aprenderá la historia tanto de la cerveza como de los premios que llevan su nombre. Y, por supuesto, Temple Bar, donde disfrutará en cualquiera de sus pubs de buen ambiente y música en directo.

Howth, Malahide, Bray, Dun Laoghaire

A apenas quince minutos en coche desde Dublín llegará a estos pequeños municipios, donde disfrutar, entre otras cosas, de sus puertos (el de Howth es famoso por sus enormes focas y su faro), los largos muelles que lo rodean (como el de Dun Laoghaire, donde podrá alquilar también su coche Sixt), su tradición culinaria (muy típico el fish and chip) o los famosos jardines que rodean el Castillo de Malahide.

Cork

Cork es la segunda ciudad más importante de Irlanda y acoge monumentos tan emblemáticos como el Castillo de Blackrock, convertido ahora en observatorio astronómico con visitas guiadas al interior, la Catedral de San Finbar o St. Mary Church. Por otro lado, el English Market es mucho más que un mercado en el que encontrar las especialidades culinarias del país. Su estructura y los techos de madera no dejan indiferente a nadie. Viaje hasta la costa sur y acérquese a la ciudad de Cobh, su puerto y sus casas de múltiples colores le encantarán.

Galway, los Cliff of Moher y las Islas de Aran

Una ciudad pequeña cuyo encanto no reside en sus monumentos (también los hay, como la catedral de San Nicolás o el Synch Castle), sino en las propias calles, principalmente en la peatonal Shop Street, que va desde el antiguo puerto y el Spanish Arch hasta la Eyre Square. Pero, sin duda, uno de sus mayores atractivos es la cercanía con los Cliff of Moher, la atracción natural más visitada de Irlanda y cuyas paredes de piedra negra caen sobre el Atlántico. No es de extrañar que estén nominados para formar parte de las Nuevas 7 Maravillas de la Naturaleza. Y, desde aquí, no podrán perderse tampoco una visita a las Islas de Aran.

Condado de Kerry

Acoge preciosas ciudades como Killarney y Kenmare, aunque su principal atractivo son las Islas Skellig, cuyos pináculos dicen que se divisan desde cualquier punto del Anillo de Kerry. En la parte superior de las dos islas se construyó un monasterio en el siglo VIII que a día de hoy se encuentra bastante bien conservado. La única manera de llegar a la isla es en barco.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Visite Irlanda con Sixt, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Términos de búsqueda: