La naturaleza a veces consigue dejarnos con la boca abierta. La Costa Jurásica, en el sur de Inglaterra, es uno de esos lugares que nos roba el habla mientras la contemplamos. A continuación, en Sixt vamos a intentar describir con palabras uno de esos sitios que es mejor ver con nuestros propios ojos.

durdle rock

Durdle Door

La foto que primero subiremos a Facebook para compartir nuestro viaje por el sur de las Islas Británicas es, sin lugar a dudas, la de Durdle Door. Este arco de piedra caliza, que se ubica cerca de West Lulworth, en la región de Dorset, es uno de los responsables de que la Costa Jurásica haya sido nombrada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Bournemouth y Poole

Estas dos localidades están a escasos 8 kilómetros de distancia entre sí. Pese al encanto de Poole, es Bournemoth quien goza de mayor fama entre los turistas. Ciudad de referencia de Dorset, Bournemouth es un buen sitio para coger su coche de alquiler en nuestras oficinas Sixt. En los últimos años su fama ha crecido gracias a la cantidad de turistas que pasan sus veranos en sus playas de arena dorada y verdes acantilados. Desde aquí se puede apreciar la bahía de Poole, otra de las ciudades importantes de la zona y donde Sixt también cuenta con oficinas.

Paseos marítimos, bosques, museos y mucha diversión en familia

Conocido como el “espigón de Bournemouth”, en el paseo marítimo de la ciudad pueden encontrarse todo tipo de atracciones, desde restaurantes hasta trenes turísticos. Pero si hay un sitio interesante para visitar en familia ese es el Oceonarium, donde se promueve el cuidado del medio ambiente de los océanos y mares del mundo.

Para los que busquen experiencias culturales, Bournemouth cuenta con el Russel-Coates Art Museum, un museo de exquisito estilo victoriano, con cafetería, tienda y zona infantil. Otro de los edificios más importantes de la ciudad es St. Peter´s Church, con un museo donde se pueden apreciar algunas de las figuras más emblemáticas de la historia de la ciudad.

Una de las mejores vistas la encontrará en el Bournemouth Eye, un globo sujetado por un cable de acero a 500 pies del suelo que se encuentra en los jardines de Lowers y que gracias a su elevación permite disfrutar de toda la costa. En esta esfera rellena de helio caben 30 personas y la experiencia de visitarla es muy estimulante.

La naturaleza se manifiesta con esplendor en varios puntos cercanos a Bournemouth. A poco más de 16 km se encuentra el Parque Nacional New Forest, con sus 36.000 hectáreas de hermosos paisajes, conservado prácticamente igual desde la época medieval. El parque alberga cientos de especies de pájaros y ponys salvajes, un paseo ideal para hacer con niños. Y a solo 5 km de Bournemouth los amantes de la naturaleza tendrán un regalo muy especial: Compton Acres Gardens. Estos siete jardines están considerados los jardines más bonitos de toda Europa, ¿quiere comprobarlo?

Deportes acuáticos

Bournemouth es un sitio ideal para practicar deportes como el surf o el windsurf. Las playas de Southbourne y Boscombe ofrecen las condiciones perfectas, con buenas olas, viento y unos acantilados espectaculares para entrenar parapente. Los que se quieran asegurar olas pueden visitar el Surf Reef de Bournemouth, el primer arrecife artificial de Europa. Por su parte, Poole Harbour, en la localidad de Poole, es el mejor lugar para los amantes del windsurf.

Stonehenge

A escasos kilómetros de Bournemouth se encuentra otro de los grandes monumentos de la región y del Reino Unido. Stonehenge, con sus grandes bloques de piedra, es un monumento que data del Neolítico y fue creado por los druidas de la época como un templo religioso, lugar fúnebre u observatorio astronómico.

Old Harry Rocks

Las rocas del Viejo Harry son dos enormes bloques rocosos en la punta Handfast, sobre la costa de Dorset. Es otro de los paisajes que nadie debe perderse. Se encuentra a 10 km de Bournemouth y, por supuesto, las rocas son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.  El nombre de Old Harry tiene al menos dos leyendas: una asegura que es el nombre del diablo y otra dice que así se llamaba un viejo pirata que guardaba allí sus botines.

Lulworth Castle

En una visita a Gran Bretaña no puede faltar el típico castillo inglés. La combinación de piedra y el verde furioso de las praderas de Dorset tienen en Lulworth castle, al sur de Wool, su mejor exponente. El castillo es del Siglo XVI y su recorrido se puede acompañar con la visita al museo. Muy recomendable para los apasionados de la historia.

Bath y Weymoth

Si le gusta conducir disfrute de las vistas y el verde de la campiña del sur inglés y visite las localidades de Bath y Weymouth. Bath es un ciudad de Somerset, más al oeste, pero que tiene unos espectaculares balnearios de aguas termales que merece la pena visitar. Por su parte, Weymouth es una ciudad repleta de eventos durante todo el año. En esta localidad, ubicada en la desembocadura del río Wey, se realizan celebraciones con fuegos artificiales, carreras de barcos-dragones, motocross, carnaval y competiciones deportivas. Además de sus museos, centros comerciales y el famoso acuario, Weymouth cuenta con dos lagos de enorme belleza.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Visite la Jurassic Coast en coche, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: