Conocida mundialmente como la capital del entretenimiento, Las Vegas es una ciudad única e irrepetible. Creada en medio de la nada para dar rienda suelta al juego y la diversión, hoy es un punto obligado para todos aquellos grupos de amigos o amigas que quieran hacer un viaje memorable. En Sixt queremos recomendar los sitios que no pueden faltar en una visita a la “ciudad del pecado”.

las vegas

Dónde alojarse

Para que una estancia en Las Vegas cumpla las expectativas, le recomendamos alojarse en algunos de los tres grandes hoteles: el Caesars Palace, el Flamingo o el Bellagio. El Caesars Palace es de los hoteles más famosos del mundo. Con una sala de póker de 300 metros cuadrados y su propio club nocturno, su decoración estilo romano nos recuerda que estamos dentro de uno de los hoteles donde más películas de Hollywood se han rodado.

Por su parte, el Flamingo fue el primer hotel de lujo construido en Las Vegas y, por ende, uno de sus grandes símbolos. Aquí se rodó la versión original de Ocean´s Eleven, en 1960, con Sinatra, Dean Martin y el Rat Pack completo. Un lujo de alojamiento.

Aunque si usted quiere hospedarse en un hotel lujoso pero sin que su decoración sea temática, le recomendamos pasar alguna noche en el Bellagio, que a su vez cuenta con uno de los casinos más sofisticados de la ciudad. Eso sí, cuando se trata de jugar, apunte bien este nombre: MGM Grand. Este hotel y casino cuenta con 2.500 máquinas de juego y cerca de 150 mesas de póker. Las máquinas tragaperras pueden arrojar cerca de 500 mil dólares en premios. Las Vegas en su máxima expresión.

Diversión asegurada

Pero no todo es apuestas y dinero en la ciudad del pecado. Existen varias atracciones gratuitas para visitar incluso con niños. Todos los hoteles cuentan con circos, piscinas y diversas atracciones pensadas para toda la familia. Le recomendamos ver las fuentes del Bellagio o el Volcán del Mirage, una de las principales atracciones de Las Vegas. Si quiere hacer una buena fotografía de la ciudad, suba a los 300 metros de la Torre Stratosphere.

Recorrer la ciudad

La zona más turística de Las Vegas es relativamente fácil de recorrer por sus escasas dimensiones. Casi todas estas atracciones se ubican en la céntrica calle principal, conocida como Strip aunque su verdadero nombre es Las Vegas Boulevard. En sus escasos cinco kilómetros se ubica la Torre Stratosphere, el hotel MGM Grand, las fuentes del Bellagio o Las Sirenas del TI. Si quiere ir de compras, le recomendamos visitar el Fashion Show Mall, donde además de exquisitas tiendas de ropa podrá hacer un alto en el camino y comer algo en alguno de sus variados restaurantes.

Por su parte, otra calle mítica es Fremont, santo y seña de la zona más antigua de la ciudad.  Lo mejor es visitar esta calle por la noche y conocer lo que aquí se conoce como la Fremont Street Experience.

Gran Cañón

No puede irse de Las Vegas sin visitar el Gran Cañón, uno de los emblemas de la geografía americana. Se encuentra a solo 150 kilómetros en línea recta pero en coche se tarda cerca de 4 horas, así que organice bien la jornada pero no la deje pasar, merece, y mucho, la pena. Recoja su vehículo en nuestra oficina de Las Vegas y pase la noche en alguno de los hoteles cercanos al Gran Cañón.

Otra visita muy recomendable es a Red Rock Canyon, en el desierto de Mojave. En este caso, la distancia a recorrer es mucho menor, solo 21 kilómetros. Allí le esperan unas hermosas formaciones rocosas y la posibilidad de hacer senderismo con rutas adaptadas para distintas exigencias, desde plácidos paseos de 1 km hasta rutas de 10 km.

Discotecas

Para los más noctámbulos, recomendamos visitar las divertidas discotecas que ofrece la noche de Las Vegas. Destacan Xs, situada en el hotel Encore, la mítica Studio 54, la más importante del sur de Strip y con más de 2.000 metros y 4 pistas de baile, o el Pure Nightclub, tal vez el local más elegante de toda la ciudad.

Bodas exprés

Si usted sufre un repentino ataque de amor, podrá contraer matrimonio en los cientos de capillas que pululan por Las Vegas. Casi todos los hoteles cuentan con una, pero si quiere hacerlo realmente memorable y recurrir a un imitador de Elvis en lugar de un cura, puede probar en las capillas que ofertan bodas temáticas. Por menos de 150 dólares y demostrando que se tiene más de 18 años se puede contraer matrimonio. Aunque lo habitual, entre unos y otros gastos, es terminar pagando cerca de 300 dólares.

Y, por supuesto, a la vuelta de su viaje recuerde bien una de las máximas que han hecho famosa a esta ciudad: lo que pasa en Las Vegas se queda en Las Vegas.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Visite Las Vegas con Sixt, 5.0 out of 5 based on 1 rating