En invierno es época de un turismo más atrevido y frío pero no por ello menos atractivo. Y si hablamos de nieve, pueblos con encanto y rica comida, en Europa pocos sitios pueden resistir la comparación con los Alpes franceses. Paisajes que quitan el aliento y una gastronomía que enamora. A continuación, en Sixt le sugerimos algunos pueblos y estaciones para pasar unas vacaciones de invierno memorables.

alpes franceses

Grenoble

Esta ciudad se considera la capital de los Alpes franceses. A pesar de no ser muy grande, es el centro neurálgico de su zona y su amplia historia la ha dotado a lo largo de estos siglos de un encanto lleno de joyas. Entre ellas, todas sus plazas, entre las que destacan Notre Dame, presidida por la catedral y Saint André. Su cercanía a la montaña hace de este lugar un destino perfecto para mezclar cultura y deporte en un mismo viaje. El teleférico de La Bastilla permite ver las vistas del pueblo y sus zonas de alrededor mientras que en la estación Chamrousse se puede esquiar y disfrutar de un paisaje único.

Recoja su coche en nuestras oficinas de Grenoble y conduzca hacia el sur, a la estación Les Deux-Alpes. A una hora escasa de Grenoble se encuentra otro paraje único para los amantes de la montaña y la nieve. Ubicada en el departamento francés de Isère, la estación acoge los mundiales de Snowboard y Esquí en cada una de sus ediciones. A pesar de tener esta connotación profesional, su amplia variedad de pistas permite que los aficionados y principiantes también puedan pasar días disfrutando de sus vistas, sus actividades y su entorno.

Annecy

Esta localidad es un cúmulo de experiencias para las escapadas invernales. Cuenta con unas vistas a la montaña espectaculares gracias a su altitud geográfica; está a los pies del gran lago, bautizado como el lago azul por ser uno de los más limpios y cristalinos del mundo. El lago abre canales que atraviesan su casco histórico y además, Annecy se sitúa muy cerca de las fronteras con Suiza e Italia, haciéndolo ideal para hacer excursiones diarias. Reserve su coche y recójalo en nuestras oficinas de Annecy. Italia y Suiza le esperan.

Sus puentes y sus castillos hacen de este laberíntico enclave un lugar único para visitar con siglos de historia. Pero su turismo no solo proviene del encanto de sus calles y monumentos, también ha sabido desarrollar un lado para los amantes del esquí y la montaña en la estación Annecy-LeSemnoz.

 Chamonix

Además de estos municipios históricos y turísticos, el lugar más conocido para esquiar es Chamonix por su proximidad al Mont Blanc, el pico más alto de Europa. Situado en la región de Ródano-Alpes, el valle cuenta con algunas de las mejores panorámicas y es un punto de encuentro para profesionales, ya que es entregan aquí los Piolet de oro a los alpinistas más destacados.

Albertville

Otra localidad de esta región es Albertville, un centro en el que convergen tanto historia como arquitectónicamente, con varios edificios clave como el Centro Cultural la Cúpula o la Torre sarracena del siglo XII. Su estación de esquí completa su oferta turística y deportiva para las escapadas de invierno.

Exquisita gastronomía

Ni que decir que la gastronomía en estas localidades es tan variada como exquisita. Se puede visitar desde un restaurante de cocina moderna con los mejores chefs como una taberna tradicional con los platos más clásicos de la zona: cochonnailles (productos del cerdo), cervelle de canut (queso fresco y hierbas frescas), tarta de pralinés y coussins lyoneses (dulces a base de chocolate y pasta de almendras).

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Visite los Alpes franceses con Sixt, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: