Marruecos es un destino ideal para visitar durante las vacaciones. Está muy cerca de nuestro país, lo que hace que el viaje sea muy corto. Y, por otro lado, pese a la proximidad, las diferencias culturales le hacen exótico ante nuestros ojos. En Sixt, además de contar con varias oficinas repartidas estratégicamente por su geografía, queremos darle unos buenos consejos de viaje. Para que su visita a Marruecos sea segura, entretenida e inolvidable.

marruecos

Rabat

Comience su viaje en Rabat, capital de Marruecos y vibrante ciudad. Recoja su coche en nuestras oficinas Sixt y dé un paseo por su calles, donde podrá apreciar la Torre de Hassan, echar un vistazo a las murallas o perderse en el mercado. Imposible no visitar el Zoco del centro histórico y hacer un par de compras en las pequeñas tiendas que abarrotan el mercado. También le recomendamos conducir por la A3 hacia el sur de Rabat y darse un buen baño en la playa de Skhirat y su laguna.

Fez y Marrakech

Hay varias ciudades imperiales que usted no debe perderse, sobre todo Fez y Marrakech, donde, en ambos casos, también dispone de oficinas Sixt para recoger su coche de alquiler. Mezquitas, palacios y murallas, con medinas repletas de gente y bullicio. Allí podrá poner a prueba sus habilidades en el noble arte del regateo, comprar artesanías y comer las delicias que sirven en los puestos callejeros. Especial atención merece la mezquita de Fez, estrecha y abarrotada hasta reventar.

En Marrakech saque la cámara con tiempo porque hay mucho que fotografiar. Desde los bellos palacios de Baldi o Bahia, hasta la Plaza de Jamaa el Fan, centro de la vida pública de la ciudad. Visite también la Mezquita Koutoubia, la más importante de la ciudad. Y déjese impresionar por las Tumbas Saadíes, pequeño cementerio donde está enterrada la Dinastía Saadí, uno de los lugares con mayor reclamo turístico.

Tánger

Imposible visitar Marruecos y no pasar por Tánger, una ciudad con mucha historia y aroma romántica, novelesca. Ubicada en un punto estratégico, durante años fue el pasillo de ida y vuelta por el que se cruzaban europeos y marroquíes. Escritores y filósofos han residido en la ciudad en algún momento de sus vidas. Sentarse a tomar un café en uno de sus tantos bares es una experiencia fabulosa. Para los más deportistas, Tánger también ofrece la posiblidad de realizar senderismo en las míticas montañas Atlas.

Essasouira

Essaouira merece un capitulo aparte. Ponga rumbo a este maravilloso antiguo fuerte portugués, con una de las medinas mejor conservadas del país y con hermosas playas y un bonito puerto pesquero. Relax en un rincón exótico, uno de los sitios más recomendados por los viajeros que buscan sol, playa y conocer nuevas culturas.

Marruecos natural

Si le interesa conocer maravillas de la naturaleza, procure alquilar un coche que soporte bien los terrenos sinuosos. Porque las gargantas de Todra y las de Dadés merecen y mucho la pena, pero requieren de un vehículo preparado para recorrerlas a gusto. El mejor plan es alojarse en una kasba y degustar la gastronomía local, como los tajines.

Para los más osados y con espíritu aventurero Marruecos es un destino privilegiado. Una excursión a pie por las dunas de Merzouga, en el desierto de Erg Chebbi, es un plan muy interesante. La recompensa a un día duro de caminata tiene forma de empanada, las tradicionales que sirven en esta zona: medfounas.

Casablanca

Y, por supuesto, visite Casablanca, una de las ciudades más míticas del continente. Sorpréndase con la Gran Mezquita Hassan II y tras recoger su coche de alquiler en la oficina Sixt de Casablanca, recorra la mítica Avenida Mohamed V. Allí podrá disfrutar de la interesante silueta modernista de Casablanca, con edificios célebres como el hotel Guynemer, el Dehab y el Transatlántico.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Visite Marruecos a bordo de Sixt, 5.0 out of 5 based on 2 ratings