La capital rusa es una de las ciudades más fascinantes de Europa. Orgullosa e imponente, en sus calles la historia ha escrito páginas determinantes para comprender el mundo en que vivimos. Desde los tiempos de los zares hasta la era soviética, las diversas formas de gobierno han dejado su huella en la fisonomía y el carácter de Moscú. Ahora, con sus puertas más abiertas que nunca, la capital recibe turistas de todo el mundo, y en Sixt queremos contarle cuáles son los rincones, plazas y edificios más importantes. Recoja el coche en nuestras oficinas de la capital rusa y no pierda detalle de Moscú.

moscu

Catedral de San Basilio

Empiece su recorrido por la Catedral de San Basilio, el templo ortodoxo ubicado en la plaza Roja y conocida por sus particulares cúpulas. Iván el Terrible mandó construir esta maravilla de la arquitectura y cuenta la leyenda que después de ver el resultado pidió que le arrancaran los ojos al arquitecto para que nunca pudiese superar la belleza de su obra. Muchos piensan que la catedral se encuentra en el Kremlin, pero esto no es así. Tampoco parece que el arquitecto perdiese los ojos, pero así son las leyendas, más espectaculares que ciertas.

Plaza Roja

Una de las plazas con más renombre del planeta es la Plaza Roja de Moscú, el centro de la capital y podríamos decir que del país. Desde aquí nacen las principales calles de Moscú y aquí llegan miles de turistas para hacer las fotografías de rigor. La plaza está rodeada por murallas que la separan del Kremlin.

El Kremlin

Junto con la Casa Blanca, el Kremlin es uno de los edificios de gobierno más famosos del planeta. En este caso, es algo mucho más grande que una casa. El Kremlin, con sus murallas que le aíslan del resto de la ciudad, combina diversos edificios de carácter civil con otros religiosos. Catedrales, palacios y el parlamento ruso son algunos de los edificios que pueden visitarse.

Los lugares más recomendables para ver dentro del Kremlin son la Torre de la Trinidad, el Palacio Estatal, el Palacio del Kremlin, la Iglesia del manto de la Virgen, el Campanario de Iván el Grande y la Campana del Zar (sus 200 toneladas la convierten en la campana más grande del mundo). También puede visitar la Catedral del Arcángel (con sus pinturas del siglo XV y las tumbas de los zares) y la Catedral de la Anunciación, donde podrá admirar célebres pinturas como la de San Jorge Guerrero.

Y, por supuesto, podrá hacerse la foto junto a la estatua de Pedro el Grande.

Ocio nocturno

Moscú tiene una apasionante vida nocturna. Si quiere salir a divertirse con amigos, le recomendamos pasarse por las discotecas O2 Lounge, que se encuentra dentro del Hotel Ritz, o en La Propaganda, donde podrá disfrutar del mejor vodka ruso, bebida nacional por antonomasia. Esa noche, deje el coche aparcado en el hotel.

Pero si lo que le apetece es una salida cultural, acérquese hasta Teatralnaya Ploshchad, o Plaza del Teatro, en el corazón de Moscú. Allí le espera el Teatro Bolshoi, un símbolo de la vida ilustrada rusa. Emblema de Moscú, es uno de los recintos más célebres del teatro, el ballet y la ópera mundial. Además, su exquisita arquitectura le confiere un carácter especial y hace que valga la pena verlo solo desde fuera.

Arbat, nobleza y arte

Uno de los rincones más pintorescos de Moscú es el barrio de Arbat. Aquí podrá disfrutar de un café en sus numerosas y coquetas cafeterías, probar un rico vino en las pinacotecas o comprar un souvenir en las tiendas artesanales. Arbat, ubicado a poco más de 1 km del Kremlin, siempre ha sido el barrio de la nobleza y los artistas. Hoy es una de las zonas más caras donde vivir. Por sus calles se encuentra el Museo de Pushkin, uno de los grandes escritores rusos.

Alrededores de Moscú

En Sixt le recomendamos también subirse al coche y recorrer las ciudades que se ubican cerca de Moscú y que integran lo que se conoce como Anillo de Oro de Rusia. Monumentos maravillosos y vestigios históricos impregnan un encanto muy especial a estas ciudades. Destacan Vladimir, ciudad fundada en 1108 y Suzdal, a 40 km de Vladimir, donde se encuentran los monumentos más destacados, con iglesias y monasterios soberbios.

Gastronomía

Y, por supuesto, en nuestra recomendación no puede faltar el factor gastronómico, En Rusia, además de probar el caviar negro, no deje de pedir los blinis, unos crepes que pueden comerse como segundo plato o como postre, dependiendo de si el relleno es caviar, salmón, setas o mermeladas. Para empezar, pida unos zakuski, deliciosos entrantes para acompañar el vodka.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Visite Moscú con Sixt, 5.0 out of 5 based on 2 ratings