La turbulenta historia de Polonia, unida a su ubicación en el centro de Europa, punto de unión de las influencias de muchos pueblos y creencias, la convierten en un destino fascinante. Este extenso país, arropado por los ríos Vístula y Óder y el mar Báltico, combina la modernidad, que aparece a cada paso, con el pleno respeto a las tradiciones y las diferenciaciones culturales de sus regiones. Desde sus arenosas playas de la costa báltica hasta las empedradas callejuelas de Cracovia, Polonia merece y mucho la pena. Recórrala con Sixt.

cracovia

Cracovia

Cracovia se encuentra a las orillas del rio Vistula, y en ella podremos encontrar una amplia oferta cultural, ya sea por sus monumentos destacando la colina de Wawel y su Plaza del Mercado. Parte de la ciudad de Cracovia ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, todo un testimonio a su belleza.

Durante nuestro recorrido, facilitado por el alquiler de un coche en la oficina de Sixt en Cracovia, tendremos como paradas esenciales la visita al Barbican, una fortificación de estilo gótico construida en 1489, que en la actualidad alberga exposiciones de arte y eventos culturales.

Muy cerca, encontraremos la Puerta de Florian, construida en el siglo XIII, que da paso al casco histórico de la ciudad. Desde allí, podremos apreciar el espectacular Teatro Slowacki, un bello ejemplo del arte neo-barroco que data de 1893 y, curiosamente, el primer edificio de Cracovia en contar con luz eléctrica. Por la noche, disfrute de un buen vino tinto para acompañar los pierogis, plato de pasta polaco, similar a los raviolis.

Varsovia

Varsovia en una ciudad con un carácter muy especial. Tras la devastadora Segunda Guerra Mundial, la capital polaca fue reconstruida gracias a la voluntad de su pueblo y en 1980 fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Visitar su casco histórico es un placer del que ningún visitante puede privarse. Lo ideal es disponer de un coche de alquiler en nuestra oficina de Varsovia que le permita acceder con comodidad a los lugares más emblemáticos de la ciudad.

Otro punto de visita obligada es el Palacio Real, que en tiempos fue la residencia oficial de los duques de Mazovia. Łazienki es uno de los conjuntos palaciegos con jardines más hermosos de Europa. Fue fundado en el siglo XVII por el rey polaco Estanislao Augusto.

Antes de dejar Varsovia, le recomendamos recorrer el Palacio de Wilanów, un impresionante edificio que combina los elementos de una mansión señorial, una villa italiana con jardín y un palacio al estilo de Luis XIV, el famoso Rey Sol francés. Sin duda, uno de los monumentos más bellos del barroco europeo.

Gdansk

Gdansk es una de las joyas arquitectónicas y turísticas más desconocidas de Europa. Esta ciudad que se encentra al norte de Polonia y bañada por el mar Báltico es uno de los puertos más activos de Europa. Además de visitar la exquisita Estación de Ferrocarriles de Gdansk, le recomendamos adentrarse en la Ruta Real a través de la famosa calle Dluga. Por aquí se llega a los lugares más emblemáticos de la ciudad, como la Puerta Dorada, construida en el siglo XVII y que da paso al muelle, la Torre del Ayuntamiento de Gdansk (siglo XIV) y el Dlugi Targ, la plaza en la que concluye la Ruta Real y donde se encuentran los edificios más nobles de la ciudad.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Visite Polonia con Sixt, 5.0 out of 5 based on 1 rating

Términos de búsqueda: