¿Le apetece un recorrido por la Europa más clásica, elegante y señorial? Viena es su destino ideal. La capital de Austria conserva ese aroma de tiempos de música clásica y carruajes. El legado del Imperio Austrohúngaro se palpa en cada esquina. Sus avenidas están salpicadas de museos y parques llenos de vida y artistas callejeros. Y, por supuesto, para recorrer Viena de la mejor forma, cuente con nuestras oficinas Sixt. También estamos aquí.

viena

Ringstrasse

Si hay una avenida para admirar la belleza clásica de Viena esa es Ringstrasse. La mayor parte de los edificios más emblemáticos de la ciudad se encuentran a la vera de esta calle, como el Palacio Real de Hofburg, la Iglesia Votiva, el Parlamento, el Ayuntamiento, la Bolsa de Viena o los Museos de Historia Natural y el de Historia del Arte. La prestigiosa avenida se ubica en el barrio de Innerstadt, uno de los más bonitos de la ciudad, muy buena elección para alojarse. Le recomendamos los paseos por el parque Burggarten y recorrer la magnífica Catedral de San Esteban (Stephansdom). Para ir de compras, lo mejor es perderse por las tiendas especializadas en Graben o Kärtner.

La Ópera de Viena

Si usted quiere visitar el auténtico emblema de esta ciudad, la Ópera es uno de los más recomendables. La compañía de ópera de Viena es la más conocida a nivel mundial. El Teatro de la Ópera, el Straatsoper, se inauguró en 1869 con la presentación de una obra del gran Mozart.

Habsburgo y Mozart, nombre ilustres de Viena

Para muchos, la mejor visita a Viena es en otro palacio, el de Hofburg, hogar durante más de 600 años de la familia Habsburgo. Hoy, es hogar de varias instituciones, como la Biblioteca Nacional Austriaca, la Escuela de Invierno de Equitación y el mismísimo despacho del presidente del país. Pero lo que realmente es espectacular y muy recomendable es pasear por el Museo Sisi y los Apartamentos Imperiales del Palacio de Hofburg. Las vistas son espectaculares.

La huella de Mozart

Los amantes del genio precoz pueden visitar la casa donde Mozart vivió con su familia, en el número 5 de la calle Domgasse. Allí se puede contemplar la estancia donde creció además de sus trabajos operísticos.

De compras y de buen comer

En Naschmarkt usted podrá vivir el día a día de los vieneses, haciendo compras de flores y de todo tipo de alimentos. Este mercado, el más antiguo de la ciudad, es también un centro gastronómico, con decenas de restaurantes a precios muy asequibles. Aquí podrá disfrutar lo mejor de la cocina vienesa, donde destacan los exquisitos wiener schnitzel (escalope de ternera empanado) o el tafelspitz (carne de buey cocida con verduras, vinos y especias).

Pero si hay algo que caracteriza a los vieneses es su buen hacer en materia de postres y cafés. Pruebe el vanillekipferl (galletas de vainilla y avellana), el sachertorte (tarta de chocolate negro con mermelada de albaricoque) o el infantable apfelstrudel (pastel de manzana).

Para la cena, disfrute de la gastronomía vienesa con un buen vino joven de las bodegas Huerigen de la ciudad. Le recomendamos probar el más famoso, el Grüner Vetliner, vino blanco fresco y con aroma frutal. Exquisito.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Visite Viena con Sixt, 5.0 out of 5 based on 2 ratings