Estos días se celebra una nueva edición del Salón del Automóvil de París. En tiempos de crisis económica, el sector automotriz ha visto mermadas sus ventas en un 7,1% durante el 2012. La austeridad se impone en los bolsillos de los europeos, que prefieren admirar coches de lujo antes que comprarlos. Por eso, el Salón del Automóvil es el sitio ideal para disfrutar, de lejos, de las mejores marcas.

Del 29 de septiembre hasta el 14 de ocutbre, los amantes de los coches podrán admirar los últimos modelos, los mejores accesorios, las novedades en audio multimedia y los nuevos planes de las compañías de seguros. Todo lo que rodea al mercado automotriz se concentra en París durante quince días. Con 1.263.467 visitantes en su pasada edición, el Salón del Automóvil de París es el evento automotriz más visitado del mundo. Disputa el cetro con sus hermanos europeos de Ginebra y Francfort. Al otro lado del Atlántico, su rival es el mítico salón de Detroit, cuna del automóvil norteamericano.

Este año, las joyas del festival son el Volkswagen Golf GTI 7 Concept, el McLaren P1, el Porsche Panamera Sport Turismo, el mítico Range Rover, el elegante Jaguar F-Type, o los infalibles Chevrolet y Audi, con sus respectivos Trax y Crosslane Coupé.

Un poco de historia

El Salón del Automóvil de París abrió sus puertas por primera vez en 1898, en el Jardín de las Tullerías. Esta inicitiva del L´Automobile Club de France congregó a más de 140.000 personas. Entusiasmadas por el reciente invento, los parisinos, pero no solo ellos, acudían maravillados para descubir los más de 200 modelos que por aquel entonces causaban sensación. La enorme cantidad de público hizo que la organización del evento eligiese el Grand Palais, en los Campos Elíseos, como centro de las siguientes ediciones.

En el evento de 1902, se aprovechó el Salón para promocionar algunos de los inventos más relevantes del siglo XX, como el cinematógrafo y la electricidad. Este año también estuvo marcado por la presencia de marcas extranjeras, lo que terminó de darle el carácter internacional que conserva hasta ahora. Los primeros vehículos extranjeros que cautivaron a los franceses fueron los Fiat italianos y los Mercedez Benz traídos de Alemania.

En 1919 la exposición pasaría a llamarse Salón del Automóvil. En esa época es cuando se consolida la industria automotriz. Los Citroën presentan su Tipo A, el primer coche “democráticamente europeo”, con una producción de cien unidades diarias, todo un récord para la época.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)
El Salón del Automóvil de París, 5.0 out of 5 based on 3 ratings

Términos de búsqueda: