Curiosamente, hasta hace bien poco, en Barcelona no había ni un sólo restaurante tradicional judío.
Precisamente este hecho impulsó al rabino y director del Centro de Estudios Judaicos en Barcelona, Daniel Ben Itzjak y a una alumna suya, Muriel Binia, a abrir el “Kosher Club” en la calle Diputació 294.

Hay mucha gente judía que se siente atraida por Barcelona y la cultura catalana, ¿por que no ofrecerles algún servicio como éste, para hacer su estancia más agradable todavía? Es lo que pensaron estos dos emprendedores, que junto al ya inaugurado “Delicias Kosher” en Santaló 125, forman un eje crucial para la comida kosher en Barcelona.

La palabra kosher significa apropiado o adecuado. Se le da esté calificativo a estos restaurantes, ya que siguen las estrictas normas de higiene y calidad basada en la antigua ley hebrea que prohibe comer animales acuáticos que no tengan aletas y escamas. La misma ley prohibe mezclar carne con leche, ni en el plato ni en el establecimiento. Asimismo la carne sólo puede provenir de animales sanos y rumiantes y que tengan las pezuñas hendidas (vacunos, ovejas, cabras y ciervos).
Queda excluida por lo tanto, la carne de cerdo y sus derivados.

Pero el kosher no sólo se ve reflejado en la comida. Es una manera de vivir, de respetar a los demás, el ser humilde, honesto y seguir las directrices de la religión. Sea judío o no, el acceso no queda excluido a todo aquel curioso con ganas de degustar otro tipo de cocina, pero a la vuelta de la esquina.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/5 (0 votes cast)

Términos de búsqueda: