Peel P50

Fuente de imagen: estoesbrillante.blogspot.com.es

Hoy no toca hablar de deportivos lujosos que nos dejan con la boca abierta o impresionantes 4×4 para adentrarnos en la naturaleza sino que todos los focos van a ir dirigidos al pequeñín de la familia. Probablemente muchos de vosotros nunca hayáis oído hablar de este coche pero es todo un récord Guinness, el modelo británico Pell P50 es oficialmente y desde hace un tiempo el coche más pequeño del mundo.

El origen del vehículo es la famosa Isla de Man en Inglaterra donde sus dos creadores Cyril Canell y Heny Kissack decidieron diseñar un coche de muy pequeñas dimensiones y urbano con el objetivo de poder transportar una persona y un pequeño equipaje. Es más durante su lanzamiento en el 1962 se promocionó como el coche perfecto para ir al supermercado de manera ágil y dinámica por la ciudad y realizar una pequeña compra.

El Peel P50 tiene unas dimensiones reducidas al máximo, con 1,34 metros de longitud y 0,99 metros de ancho obtenemos el habitáculo justo para una persona y poco más… No nos queremos imaginar algún jugador de la NBA intentando entrar en el coche!  ¿Misión Imposible?

Salió a las carreteras con un motor de 49  centímetros cúbicos y una potencia de 4,5 CV que en condiciones favorables les permitían rodar a velocidades máximas de vértigo de 64 km/h y decimos de vértigo porque con su peso pluma de 59 Kg, sus tres “mini” ruedas  y la rigidez de la suspensión se convertía en una bomba de inestabilidad en la carretera. La caja de cambios era de tres marchas y todas hacia delante por lo que era imposible ir marcha atrás, problema que los creadores solucionaron de una manera muy “convencional” y “manual” , el propio conductor saliendo del vehículo y a través de una maneta en la parte trasera podía desplazar el coche para aparcarlo o moverlo hacía atrás.

El coche más pequeño del mundo

Fuente de imagen: perisstudio.com/

A pesar de su originalidad no tuvo mucho éxito y solo se comercializó durante tres años entre 1962 y 1965 llegándose a fabricar menos de 100 unidades a un precio que rondaba las 200 libras (unos 250 euros) pero gracias a un grupo de inversores recientemente la marca Peel volvió a fabricar una producción limitada de 50 unidades con versiones opcionales de motores eléctricos desde 6.995 libras (8.400 euros). Por lo que el más pequeño de la jungla motorizada sigue vivo y coleando.

De todos modos y como opción más cómoda y segura si quieren disfrutar de un utilitario pequeño sin renunciar en prestaciones y calidad  no duden en aprovechar nuestra gama de vehículos mini a unos precios diminutos!

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
El coche más pequeño del mundo, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: