Un renovado espacio para que los niños jueguen de nuevo gracias a la Fundación de Regine Sixt “Secando pequeñas lágrimas”.

Una mañana soleada de otoño en Budapest, distrito Óbuda, numerosos niños y sus padres han venido para participar en la entrega festiva de la zona de juegos de nueva construcción. Este parque infantil fue equipado por la Fundación Regine SixtSecando pequeñas lágrimas” en cooperación con el Orden maltés, con nuevos equipo de juegos, toboganes, columpios, castillos de escalada y restaurando la casa de juegos asociada.

En la ceremonia de apertura entre otras personalidades participaron László Adányi del servicio de ayuda maltés, Balázs Bús, el alcalde reinante del distrito Óbuda, así como representantes de Sixt Hungría, Gábor Devai, Director General de Sixt Hungría, Tamás Salai, Limousine Manager Sixt Hungría y Bence Simonyi, Director de Ventas de Sixt Limousine Service de Munich.

 

Después de los discursos y que el compromiso quedara certificado, los niños pudieron finalmente saltar y jugar sobre la nueva zona de juegos. Bence Simonyi, Director de Ventas de Sixt Limousine Service en Munich nacido en Budapest, estaba encantado:

La apertura de esta especial institución en mi ciudad natal me llena de alegría. A través de nuestro apoyo los niños del barrio tienen ahora un espacio especial donde pueden jugar sin preocupaciones, desarrollarse e incluso comenzar mejor en la vida.

A través de la iniciativa del Servicio de Caritas húngaro maltés, en el año 2000 fue se creó esta amplia zona de juegos de 2000 m2 con una casa de juegos en un distrito a las afueras de Budapest. En las urbanizaciones viven miles de personas en un espacio reducido. Desde la crisis económica, Hungría todavía no está completamente estabilizada y sufren especialmente los niños.

Con la financiación de la renovación y remodelación del parque infantil y de la casa de juegos, la Fundación de Regine Sixt tenia como objetivo proporcionar de nuevo a los niños un espacio seguro.

En las instalaciones los 150-200 niños y jóvenes no tienen solo la oportunidad de jugar y disfrutar de los juguetes de la sala de juegos, sino también un apoyo para aprender a través de los terapeutas sociales. En un futuro cercano se ofrecerá aquí también el desayuno y la cena para los niños más vulnerables. Especialmente durante las vacaciones escolares los niños no tienen suficiente para comer en casa. Por lo tanto, también era importante ampliar las dependencias. Del mismo modo, los antiguos juguetes han tenido que ser sustituidos o reformados con urgencia, ya que ya no cumplían las normas de seguridad.

A través del apoyo de Sixt, los niños tienen la oportunidad de desarrollarse en un espacio protegido y tienen una verdadera oportunidad de llevar una vida mejor.

Para donaciónes y partcipar con la Fundación de Regine Sixt, visite por favor: www.drying-little-tears.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (3 votes cast)
Fundación de Regine Sixt: Parque infantil y casa de juegos en Hungría renovado por Sixt, 5.0 out of 5 based on 3 ratings