En los últimos meses, una de las palabras que más se escuchan en los medios especializados es “emprendedor”. Un perfil de empresario nuevo, alguien que en lugar de echarse las manos a la cabeza en estos tiempos de incertidumbre, se pone manos a la obra para sacar adelante sus proyectos. En muchos casos, se trata de auténticos genios en su área. Todos conocemos los casos de éxito de iluminados como Steve Jobs, pero ¿acaso sabemos las dificultades que han tenido que superar para alcanzar la cima? En Sixt queremos contarle algunos de los casos más interesantes de genios cuestionados.

Captura de pantalla 2013-05-03 a las 13.02.02

La familia Sixt

Qué mejor que comenzar el repaso por nuestra propia casa. Hoy podemos decir con orgullo y satisfacción que Sixt es una de las empresas de alquiler de coches más prestigiosas del planeta. Pero los comienzos no fueron nada fáciles.

Corría el año 1912 cuando Martin Sixt fundó una de las primeras empresas alemanas de alquiler de coches. En sus inicios, la flota de Sixt contaba con siete coches, cuatro de ellos de la firma Mercedes-Benz. Por aquel entonces, se ofrecía el alquiler de automóviles y también la posibilidad de contratar un chófer. Durante la Primera Guerra Mundial, el ejército alemán acabó con la empresa confiscando todos los vehículos de la flota.

Pero Martin Sixt no se dio por vencido y abrió una nueva empresa, en Munich. Años más tarde, su sobrino Hans Sixt cogió las riendas de la empresa, dando un salto de calidad gracias a su enfoque creativo y a su naturaleza innovadora. Pero la Segunda Guerra Mundial acabó con el negocio. Tras el final del conflicto bélico más grande de la humanidad, Sixt volvió a levantarse, esta vez con un solo coche Mercedes-Benz. Este segundo resurgir sería definitivo y desde entonces Sixt no ha parado de crecer.

Steve Jobs

El genio detrás de Apple, durante años vagó por los campus universitarios y por la India en busca de una revelación. La encontró en el garaje de la casa de sus padres junto a su compañero Steve Wozniak. Desde allí, los jóvenes barbudos universitarios parieron el primer modelo Mac. Con 26 años y varios millones de dólares en su cuenta corriente, Jobs revolucionó la informática pero su éxito imparable fue cuestionado por sus colaboradores. En 1985, la cúpula directiva de la empresa que él mismo había fundado le despidió fulminantemente.

Pero en 1997 le volvieron a llamar con una misión tan clara como irrechazable: salvar la compañía. Así es como Jobs volvió a revolucionar el mundo de la informática creando el iMac. De pronto, los ordenadores no eran armatostes grises que todo el mundo intentaba ocultar en sus hogares. Ahora era un artículo decorativo, una joya estética y funcional. Apple se transformó en la empresa con mayor capitalización del mundo, superando a gigantes como Exxon. Por cierto, antes de regresar a Apple para cambiar el mundo de la tecnología, Jobs tuvo tiempo de refundar Pixar, con la que revolucionaría el mundo del entretenimiento. ¿En qué estarían pensando los directivos de Apple el día que decidieron despedirle?

Más genios

Otras áreas, como la ciencia, la cultura o el deporte, también fueron testigos del resurgir de genios cuestionados. Michael Jordan, para muchos el mejor deportista de la historia, siempre ha reconocido que gracias a sus incontables fracasos pudo alcanzar el éxito. En su primer año de instituto, Jordan intentó sin éxito encontrar equipo. Los entrenadores de la época prefirieron un pivot a un escolta, y el joven Michael se quedó relegado al equipo B. Fue entonces cuando meditó seriamente la posibilidad de abandonar el baloncesto. Para suerte de todos, eso jamás ocurrió.

Uno de los casos más sonados de genio incomprendido fue el de Albert Einstein. Pésimo estudiante de matemáticas y denostado por sus profesores, el joven Albert siguió fiel a su estilo. Jamás le hizo caso a los que le tildaban de mal estudiante y a los que le señalaban por su aspecto desaliñado. Gracias a su férreo carácter y a la confianza en sí mismo, Einstein cambió la historia de la humanidad con su célebre teoría de la relatividad. Hoy en día, se le considera el genio máximo de nuestra especie. La mente más brillante que ha pisado este planeta.

Después de sonados fracasos y empresas en bancarrota, un tal Walt Disney llegó a California con 40 dólares en sus bolsillos y unas enormes ganas de demostrar su valía. El tiempo le dio la razón. Desde los estudios Disney le enseñó al mundo a soñar y su empresa se transformó en uno de los imperios económicos más solventes del planeta. Un negocio que excede la realización de películas infantiles y ha sentado las bases para afianzar y vender al mundo un estilo de vida, el american way of life.

Y para terminar, recordemos a esos cuatro muchachos que querían ser los nuevos Elvis. John, Paul, George y Ringo siempre tuvieron claro que llegarían lejos. Por eso no hicieron caso a aquellos ejecutivos de la discográfica Decca Records cuando les rechazaron por no ser lo suficientemente buenos. Esos señores nunca supieron que estaban dando calabazas a Los Beatles hasta que un día les escucharon en todas las emisoras del planeta.

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Genios cuestionados, mentes privilegiadas, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: