Imagine una máquina capaz de pavimentar las calles sin detener el tráfico. Un artefacto futurista que permita a los coches pasar por encima de su carcasa mientras las calles se asfaltan metro a metro, sin atascos ni molestas desviaciones. ¿Ha sido capaz de hacerlo? Gosha Galitsky sí.

Este brillante estudiante del Instituto de Diseño Umea, en Suecia, ha concebido una máquina capaz de pavimentar las calles y avenidas de una ciudad sin que se produzcan congestiones de tráfico. El milagroso invento se llama Dynapac Red Carpet y de momento es un proyecto de fin de carrera.

Hay dos cosas que disgutan sobremanera a los conductores: pillar atascos y toparse con baches. Para tapar los agujeros hay que asfaltar la calle. Y para asfaltar la calle hay que cortarla. Resultado: atasco y enfado de los conductores. Si no se hace nada, los agujeros se hacen cada vez más grandes. Los conductores también se enfadan. Y allí es cuando Galitsky, un tipo que ama pasear en bicicleta y detesta los baches a partes iguales, se dio cuenta de que la clave era repavimentar sin cortar el tráfico. Para ello, diseñó una máquina que contiene dos railes para que los coches pasen por encima.

La técnica utilizada para manipular el pavimento se llama tren de reciclado en caliente, empleada normalmente para renovar calles y autovías. Mediante microondas se calienta la superficie pavimentada para ablandarla y devolverla a su estado original. Luego, un engrenaje de cepillos y cucharas coge el pavimiento anteriormente ablandado y lo deposita en un tanque. Allí, la masa se mezcla con aglutinantes y vuelve a derramarse sobre la carretera. Para terminar, unos rodillos retocan la superficie y la dejan apta para que los coches circulen de inmediato. La clave del proceso es la lentitud con la que se mueve la máquina. De esta forma, la mezcla tiene tiempo suficiente de enfriarse.

La maquinaria con la que se pavimentan las calles no ha evolucionando demasiado. Existe una diferencia entre pavimentar una avenida por primera vez a tener que repavimentarla. La Dynapac Red Carpet pretende ocupar un nicho de mercado que hasta ahora ocupaban máquinas poco idóneas para tal cometido. Y es que tanto los artefactos como los materiales utilizados para pavimentar no han variado mucho desde la década del 40 del siglo XX.

Ahora sólo resta que Gosha Galitsky sea tan buen vendedor como diseñador y consiga que algún ayuntamiento le compre la idea. Desde Sixt alquiler de coches le deseamos buena suerte.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 3.7/5 (3 votes cast)
La máquina perfecta: pavimenta las calles sin cortar el tráfico, 3.7 out of 5 based on 3 ratings

Términos de búsqueda: