Se cumplen dos años del tremendo atasco que sufrió China en la autopista Beijing-Tíbet. Un monumental embotellamiento que atrapó durante 11 días y a lo largo de 100km a miles de conductores, profesionales del transporte en su mayoría, que aguantaron estoicos hasta llegar a sus respectivos destinos. A pesar de la espectacularidad de las cifras le siguen otros muchos, como los producidos en 1980 en Francia y en 1990 en la frontera entre la República Democrática de Alemania y la Federal. 

Acompáñenos a recorrer estos y otros atascos monumentales, los que ya se han ganado a pulso el sobrenombre de “cárceles de asfalto“.

China: Autopista G110 Beijing-Tíbet. Agosto-septiembre de 2010

Los atascos en el país asiático son muy comunes, aunque esta vez realmente se les fue de las manos. Todo comenzó con las obras de mantenimiento del asfalto -deteriorado por el tráfico pesado- llevadas a cabo en esa carretera. Este hecho junto con una densidad de vehículos difícilmente asumible y varios accidentes dieron como resultado un cóctel soporífero, del que únicamente se aprovecharon los campesinos de la zona. Estos inflaron los precios de los productos de primera necesidad que se veían obligados a comprar los pacientes conductores que avanzaban a razón de un kilómetro al día. El despliegue de 400 agentes chinos favoreció que la situación volviese a una cierta normalidad cuanto antes aunque las obras que dieron inicio al colapso aún seguirían hasta un mes después.

Francia: París-Lyon. 16 de febrero de 1980

Es uno de los embotellamientos líder donde los haya por los 176 kilómetros de coches implicados, aunque no superó las casi dos semanas del vivido en China. Otros atascos sonados en las carreteras francesas tuvieron que ver con el conflicto que enfrentaba a los camioneros y al gobierno galo en julio de 1992.

República Democrática Alemana y República Federal Alemana. 1990

Más de 18 millones de automóviles fueron testigos de este tremendo atasco continuo. El desencadenamiento estuvo más que relacionado con el final de la guerra fría. Tras la caída del muro de Berlín el 9 de noviembre de 1989, nada impedía ya el tránsito entre las dos Alemanias por lo que este embotellamiento fue uno de los más dulces que se recuerdan.

Sao Paulo. Mayo 2008

Pero para largos, largos, los atascos de Sao Paulo, como el sufrido en mayo de 2008. Aunque es un problema generalizado en todo el país, lo cierto es que esta situación es mucho más común en la ciudad de negocios brasileña por excelencia. La causa fue la misma que en Beijing (y lo sigue siendo) el volumen de coches en circulación. El promedio de retención -que suma los atascos de vehículos en toda la ciudad- suele ser de más de 160 kilómetros los viernes a media tarde. Este atasco en concreto ocupó a las 19 hora locales el 27,5% de los 835 km de vías públicas de Sao Paulo, según los datos que ofreció en su día la Compañía de Ingeniería del Tránsito. El récord anterior se había producido apenas unos meses antes, el 13 de marzo, con 221 km de retención y a la misma hora.

Ante un atasco así, solo la paciencia y buenos compañeros de viaje nos harán pasar el trance lo mejor posible.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.0/5 (5 votes cast)
Los atascos más largos de la historia, 4.0 out of 5 based on 5 ratings

Términos de búsqueda: