· Una llamada de teléfono tiene un efecto en el conductor similar al que ejercen 80 gramos por litro de alcohol en sangre, escribir un SMS lo eleva hasta 1,1 g/l.

· La empresa premium de alquiler de coches apuesta por la seguridad vial y lanza una campaña para la concienciación de los peligros que supone la utilización del teléfono móvil mientras se conduce.

· La Asociación DIA de Víctimas de Accidentes y Fundtrafic colaboran en esta campaña.

Madrid, mayo 2017. Las distracciones al volante pueden tener consecuencias fatales, el teléfono móvil reduce notablemente la atención en la conducción y es el culpable de un elevado número de accidentes. Sixt, compañía premium de servicios de alquiler, lanza una campaña de concienciación en colaboración con la Asociación DIA de Víctimas de Accidentes y Fundtrafic que pone cifras concretas a estas distracciones. DIA y Fundtrafic han creado también el vídeo que se muestra arriba.

Un conductor en condiciones normales tiene un tiempo de reacción de un segundo, si ese conductor está hablando por teléfono el tiempo de reacción se duplica y es capaz de detectar sólo la mitad de las señales de tráfico. Conducir hablando por teléfono tiene un efecto similar al que ejerce una tasa de alcohol en sangre de 0,80 g/l, una cantidad muy superior a la permitida (0,5 g/l para conductores en general y 0,3 g/l para profesionales y noveles). En el caso de escribir un mensaje (SMS, Whatsapp, etc.) se eleva hasta los 1,1 g/l de alcohol en sangre.

Una mirada rápida al móvil significa desviar la atención de la carretera durante tres segundos, durante ese tiempo se recorren 100 metros cuando se circula a 120 km/h y 45 metros a una velocidad de 50 km/h. El riesgo de accidente que se asume al manipular el teléfono mientras se conduce es cinco veces más alto y diez veces superior al leer o escribir mensajes de texto. En el año 2014 Austria registró más accidentes de tráfico con víctimas mortales por culpa del teléfono móvil que por alcohol y en Abu Dabi un problema en la red de telefonía móvil de dos semanas de duración provocó que los accidentes de tráfico disminuyesen en un 50%.

Además, cabe recordar que no está permitido el uso del teléfono móvil mientras se conduce, sólo se puede hablar mediante un dispositivo manos libre y sin manipular el

teléfono. La multa por utilizar el móvil mientras se conduce es de 200 euros y conlleva la retirada de tres puntos del carnet de conducir.

Sixt, a través de su web, pone a disposición de todos los conductores un simulador para comprobar el tiempo que necesitamos sólo para ver quién nos está llamando y lo que significa ese tiempo en metros recorridos. Además, encontramos declaraciones reales de víctimas de accidentes de tráfico causados por el uso del teléfono móvil, un vídeo de concienciación realizado por la Asociación DIA de Víctimas de Accidentes y también una serie de consejos para reducir las distracciones al volante, como por ejemplo, activar el modo silencioso o apagar el móvil al conducir, conectar el teléfono a través de Bluetooth antes de comenzar a conducir, pedir ayuda al acompañante o detenerse para manipular el teléfono, etc.

Con esta campaña, #AparcaElMovil, Sixt apuesta por la seguridad vial y colabora en la concienciación de los conductores para que realicen una conducción más segura y libre de distracciones, una de las principales causas de accidentes.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
¿Móvil al volante?, campaña #AparcaElMovil, 5.0 out of 5 based on 1 rating