São Paulo bajó el telón de la Fórmula 1 por este año, una carrera emocionante que aupó a Sebastian Vettel a su tercera corona y que dejó a Fernando Alonso a tan solo tres puntos de la épica. También fue el punto y final de una leyenda del motor, la de Michael Schumacher, que se retira y que deja paso a otra: la del tricampeón más joven de la F1. Conozca su historia.

Nacido en 1987 en Heppenheim, la afición por la competición de Sebastian Vettel la heredó de su padre, Norbert Vettel, un alemán experimentado en carreras de montaña. Con ocho años comenzó a participar en competiciones oficiales de karting y a los 9 años ya había ganado distintos títulos como piloto del Red Bull Junior, la ‘cantera’ de la escudería también campeona en este 2012.

La primera temporada completa de Vettel en la Fórmula 1 se remonta al año 2008, cuando competía para Toro Rosso, por aquel entonces el equipo más pequeño de la parrilla. Y llegó la hazaña. En el lluvioso GP de Italia, se hizo con la pole-position y ganó la carrera. Este alemán se había convertido en el piloto más joven de la historia en conseguir una pole, un podio y una victoria.

En 2009, le llegó una increíble oportunidad que no desaprovechó. Con la retirada de la competición de David Coulthard, RedBull vio en Vettel al piloto ideal para sustituirle, y así fue. El alemán terminó la temporada en segunda posición. El campeonato se lo llevó el inglés Jenson Button con la escudería Brawn GP. Esta progresión galopante del joven piloto hizo que nadie dudase de que Vettel se llevaría la gloria más pronto que tarde.

Su primer título mundial

Esa gloria llegó en 2010. Sin liderar el campeonato en ningún momento, llegaba al último Gran Premio, el de Abu Dhabi, en tercera posición. Un cúmulo de carambolas matemáticas, sumada a su victoria en este circuito y a las conseguidas en Malasia, Europa (Valencia), Japón y Brasil, le dieron el título. Desbancaba así a Lewis Hamilton como el piloto más joven en conseguir un título de F1.

Con más confianza si cabe, Vettel se mostró imbatible durante 2011: 11 victorias de 19 Grandes Premios disputados y otros seis podios lo auparon directamente a liderar el campeonato, que acabó en su bolsillo con facilidad. 2012 le vuelve a encumbrar al primer cajón del podio tras cinco victorias y solo tres abandonos: Italia, Europa (Valencia) y Malasia. Precisamente los únicos tres grandes premios en donde no puntuó de las 20 carreras del mundial. Schumacher dice adiós a la F1 pero a su vez deja a un compatriota que persigue igualar su leyenda, la del Kaiser.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Sebastian Vettel, perfil del tricampeón , 5.0 out of 5 based on 1 rating

Términos de búsqueda: