Nuestros compañeros de Sixt Reino Unido han realizado un vídeo titulado “A Cocktail for Disaster” para sensibilizar a la población de los peligros a los que se arriesga uno al conducir bajo los efectos del alcohol.

Un cóctel para el desastre

El vídeo no contiene ninguna imagen desagradable para llamar la atención del espectador o algo parecido, lo importante del vídeo es la historia que cuenta. Un joven nos describe algo que le paso hace un tiempo, aunque se acuerda de los detalles como si le hubiera pasado ayer mismo.

Nos comenta que una noche se fue de fiesta con un amigo al Manhattan Night-club y allí conoció a Mary y a unas amigas suyas. Después de tomarse unas copas decidieron invitar a las chicas a tomar algo en la playa. El trayecto no era largo pero querían ir en coche, ya que las chicas llevaban los tacones puestos. Aunque habían bebido bastante, el joven fanfarroneó y dijo que aún podía conducir. El joven reconoce ahora que esa noche no estaba lo suficientemente sobrio como para conducir y que lo último que recuerda antes del accidente es el ruido del impacto. El siguiente recuerdo que tiene es de estar fuera del coche y estar de pie “como un zombi” en la carretera. Después le vienen recuerdos de coches, sirenas y del cuerpo de Mary en el asfalto.

Lo impactante de la historia es naturalmente el final, pero lo original del vídeo es cómo cuenta la historia, ya que nuestros compañeros del Reino Unido han combinado los nombres de cócteles muy populares (Black Velvet, Royal Arrival, Prince Charming, Margarita, Sex on the Beach, Golden Cadillac, Stinger, B-52, My fair Lady y Bloody Mary) para crear esta trágica historia.

Si ha bebido alcohol, no conduzca

El efecto que tienen las bebidas alcohólicas en el cuerpo depende de muchos factores: el peso, el sexo, la edad, la cantidad de comida que se ha consumido antes de beber, la capacidad que tiene el cuerpo para tolerar el alcohol, etc…  Sixt le recomienda no conducir si ha consumido bebidas alcohólicas, ya que los efectos varían tanto de una persona a otra (incluso en la misma persona en situaciones o días diferentes), que no es posible afirmar hasta que cantidad de alcohol es seguro ponerse al volante.

En España los límites de alcoholemia permitidos se establecen en: 0,25 mg/l de aire espirado y 0,5 g/l en sangre para todos los conductores (los profesionales y los conductores con menos de 2 años de carnet tienen establecido un límite de 0,15 mg/l en aire espirado y de 0,3 g/l en sangre). Debe tener en cuenta que la Ley de Seguridad Vial valora la conducción bajo los efectos del alcohol que supere las tasas permitidas como una infracción muy grave. El Código Penal establece como delito una tasa de alcohol superior a 0,60 mg/l de aire espirado y 1,2 g/l en sangre, y se castiga con multas, trabajos para la comunidad o penas de prisión, y la retirada del carnet de conducir.

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (1 vote cast)
Un cóctel para el desastre (Campaña seguridad vial Sixt UK), 5.0 out of 5 based on 1 rating