Cornudella del Montsant, Priorat.

Fuente imagen: Miquel Raurich

Tortosa posee el patrimonio más rico del extremo sur de Cataluña. La población está dominada por el Castell de la Suda, una fortaleza amurallada musulmana construida en el siglo X por Abd al-Rahman III, convertida en la actualidad en Parador de Turismo, desde la que se obtienen magníficas panorámicas de la ciudad y sus alrededores, con el paso del río Ebre como principal protagonista del entorno. A sus pies se distribuye el sector medieval con la magnífica catedral gótica de Santa María, del siglo XIV, con fachada barroca, tres naves y claustro. En su interior se hallan dos retablos de los siglos XIV y XV. También merecen ser tenidos en cuenta el Palacio Episcopal, la Llotja donde se tasaba el trigo y la lana que pasaba por el antiguo puerto fluvial, el convento de Santa Clara, el Palacio de los Despuig, los renacentistas Reales Colegios fundados por Carlos I en 1564 para la educación de los moriscos, y la antigua judería. En el Eixample se alzan notables edificios modernistas, como el mercado público de estructura metálica. Antes de finalizar la visita se puede endulzar el paladar con alguna de las especialidades de la repostería local, entre las que destacan los pastelillos de cabello de ángel y la algarrobas del Papa. www.tortosaturisme.cat.

Ports de Beseit y castillo de Miravet

Al oeste de Tortosa y limitando con Aragón y la provincia de Castellón, se levanta el macizo calcáreo de Els Ports de Beseit, que conecta la cadena prelitoral con el sistema ibérico y donde habitan cabras salvajes y buitres. www.terresdelebre.travel. Si se retoma el Ebro, superada Tortosa, se encuentran pequeñas poblaciones como Benifallet, donde hay un interesante conjunto de cuevas con formaciones únicas, y Miravet, donde se levanta un castillo árabe, último reducto de los Templarios, derrotados en 1308 por Jaume II. www.miravet.altanet.org.

El Priorat

Fachada Renacentista de la Cartuja de Scala Dei

Fuente imagen: Miquel Raurich

Ya las crónicas medievales hablan del Priorat y de la cartuja de Scala Dei, situada en la base de la Serra del Montsant, la primera fundada en la península en el siglo XII. Sus monjes enseñaron el cultivo de los viñedos y la crianza del vino, en una industria que se ha desarrollado hasta el punto de situar algunos de sus caldos entre los mejores del mundo. Partiendo de la capital, Falset, vale la pena realizar un recorrido por una serie de localidades como Cabacés, El Masroig, Gratallops y Ulldemolins por los que parece no haber pasado el tiempo. Siurana, en plena Serra de Prades, destaca por el trazado medieval de sus calles. www.turismepriorat.org.

Amposta

Amposta es la capital de la comarca del Montsià y el centro de su actividad comercial y agrícola, basada esencialmente en el cultivo del arroz. Su elemento más característico es el puente colgante construido entre 1915 y 1919, que se ha convertido en el símbolo de la población. Cuenta además con los restos de un castillo del siglo XIII; el antiguo barrio de pescadores de El Grau y el museo de la comarca, con salas de arqueología y naturaleza. www.turismeamposta.cat.

Sant Carles de la Rápita

Flamencos en el Delta de l´Ebre

Fuente imagen: : Ferran Aguilar

Esta población litoral, situada al pie de la Serra del Montsià y en la parte meridional del Delta del Ebre, a la entrada del gran puerto natural de Els Alfacs, fue fundada en el siglo XVIII por Carlos III que planeó crear un puerto comercial abierto al tráfico marítimo con América, que constituyera a la vez la etapa final del enlace del Ebro con el Mediterráneo.

La Esglesia Nova y la plaza de Carles III son buenos ejemplos del estilo neoclásico de la época. Hoy, la localidad es famosa por su puerto pesquero y por el marisco de sus restaurantes. www.turismelarapita.com.

Parque Natural del Delta del Ebre

La Encañizada en el Parque Natural  Delta de l´Ebre

Fuente imagen: Tina Bagué

Aunque es de formación relativamente reciente,  la existencia del delta está documentada desde el siglo XII, siendo su crecimiento continuado desde entonces. El área es zona de invernadero de 300 especies de pájaros y tiene un catálogo de 515 especies vegetales. En Deltebre están centralizados los servicios del Parque Natural, una planicie de 7736 hectáreas, de las cuales 5316 pertenecen a la comarca del Montsià y 2420 a la del Baix Ebre, con hábitats acuáticos que forman múltiples canales, lagos y extensos arenales, siendo la zona húmeda más grande de Cataluña. Sus tierras, totalmente llanas, son un espacio natural de interés ecológico y paisajístico, donde al mismo tiempo tiene lugar una intensa actividad agrícola. Los arrozales son intrínsecos de este paisaje. Aunque ahora se trata de una zona fuertemente humanizada, hace siglos los mosquitos trasmisores de malaria habían impedido los asentamientos humanos. La Casa de Fusta es una de las construcciones más emblemáticas y acoge en la actualidad el Centre d’Informació del Parc Natural, donde se aconseja sobre los itinerarios, los espacios más destacados y las actividades que se pueden desarrollar en la zona. www.ebre.info. En la costa se encuentran playas vírgenes y arenosas con dunas de singular vegetación. Deltebre es el punto de partida de diversos itinerarios, como el que lleva a la isla de Buda. Se puede optar por las barcas turísticas que navegan por la desembocadura del río, ofreciendo un panorama general del conjunto paisajístico, o bien desplazarse hasta la Platja de la Marquesa y pasear por la Punta del Fangar. Otra opción es la de cruzar el río con el transbordador, con su coche SIXT, e ir a Sant Jaume d’Enveja o al Trabucador, una lengua de tierra rodeada de agua que finaliza en la Punta de la Banya. Muy cerca se encuentran las lagunas de La Tancada y L’Encanyisada. www.turismedeltebre.com.

Para más información: www.catalunya.com

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Visite las Terres del Ebre y el Priorat con SIXT, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: