El GP de Hungría, la gran esperanza de Fernando Alonso para cerrar la brecha con Sebastian Vettel, tornó poco a poco en una carrera complicada. De manual. De estrategas. De esas en las que todo puede pasar, menos al piloto asturiano, que empezó quinto y terminó… quinto.

fernando alonso

Jugó a atacar y, al final, fue atacado y obligado a defender un quinto puesto que le aleja, aún más, del líder del Mundial. Un Sebastian Vettel que, si bien no pudo con el Mercedes de Lewis Hamilton –y su primer Gran Premio esta temporada- ni con el Lotus Renault de Kimi Raikkonen, aseguró un tercer puesto capital.

No fue la mejor carrera de Ferrari. Alonso nunca estuvo en la lucha por el podio y se vio superado hasta por Mark Webber. El australiano, que salía décimo, y haciendo las mismas paradas que el F138 del español, terminó justo por delante de Fernando.

El bicampeón mundial de Fórmula 1 no puede evitar hacer números a estas alturas del campeonato. El mismo Alonso que el pasado año miraba hacia abajo en el ranking general, con 42 puntos por encima del alemán, hoy, esa mirada ha tornado 180º haciendo que el asturiano esté obligado a mirar hacia arriba en un ecuador del mundial, cuanto menos, complicado. 39 puntos son los que le separan de un primer puesto, hasta ahora imbatible, a falta de nueve grandes premios, de los que, Fernando, espera ganar “tres o cuatro”.

El parón veraniego dibuja así una vuelta difícil con el español tercero, a 1 punto de Kimi Raikkonen y perseguido por Hamilton a tan sólo 9 puntos y enchufado tras su primer Gran Premio en la pasada jornada.

Si leemos entre líneas, la conclusión es obvia: si antes únicamente contaba con un rival directo, ahora dos más se han sumado a la lucha por el título. Una situación que ya se veía venir y que hace que Alonso esté harto de no tener un coche competitivo capaz de seguir el ritmo de Red Bull, pero, tampoco, esta vez, de Mercedes y Lotus.

“La superioridad de Red Bull es aplastante”, lamentó Alonso al término de la carrera. Una circunstancia que tampoco hace que el asturiano tire la toalla, al recordar que “en julio del año pasado perdimos por sólo cinco puntos tras varias carreras malas”. Por sus palabras, entiende que este año aún no hay nada decidido, sentenciando: “Llevamos cuatro años tras Red Bull y lucharemos hasta la última carrera”.

Pero, más allá de las matemáticas y de lo revueltas que anden las aguas en Ferrari, los deberes estivales han de quedar claros para la escudería italiana si se quiere optar al título: mejorar el coche de Alonso. Una tarea que parece estar dando sus primeros pasos tras el anuncio este mismo lunes, 29 de julio, del fichaje del ingeniero de chasis James Allison. Ex de Lotus, por cierto.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)
Fernando Alonso se aleja del podio, 5.0 out of 5 based on 2 ratings

Términos de búsqueda: